PRODENI

Ir a Página principal

 

CONDENAN A UNA MAESTRA POR MALTRATAR A TRES NIÑOS DE 7 AÑOS Y OCASIONAR LESIONES A UNO DE ELLOS

Benajarafe (Axarquía, Málaga) 21 de febrero de 2006

En sentencia judicial, ya firme, de fecha 16 de Enero de 2006, el Juzgado nº 2 de Instrucción de Vélez Málaga, ha condenado en un juicio de faltas a una maestra por maltratar a tres niños y ocasionar lesiones a uno de ellos, a sendas multas de 30 días, cada una a 180 euros (540 euros) basándose en los siguientes hechos probados:

“Queda probado para este juzgado que la denunciada en diversas ocasiones y como método educativo ha golpeado a los menores, dándoles bofetones y prohibiéndoles ir al baño, de modo que los niños han llegado a hacerse las necesidades encima. Queda también probado que el día 8 de Octubre de 2004 la denunciada recriminó al menor... el hecho de haberse quejado a sus padres del trato recibido, arañándole el brazo, causándole lesiones en el brazo derecho, tardando cinco días en curar.”( Juicio de Faltas 301/2005)

Los hechos sucedieron en el Colegio Público “San Faustino” de Benajarafe en el curso 2.004/ 2.005 en una clase de 1º de Primaria y fueron denunciados por dos madres ante el Juzgado de Vélez Málaga y la Delegación Provincial de Educación en Octubre de 2.004, cuya maestra recibió en todo momento el apoyo de la Dirección del Centro y de la propia Delegación, pues según las denunciantes, cuando otra madre más adelante también denunció malos tratos a su hijo ante la Delegación, la Inspección Educativa respondió por escrito que archivaba su queja por no encontrar indicio alguno negativo en el comportamiento de la maestra. Y más todavía por el apoyo jurídico que la maestra recibió de la propia Delegación quien puso a su disposición el abogado que la defendió en el juicio.

Por el contrario, ahora, una vez firme la condena, se le acaba de abrir un expediente disciplinario con suspensión cautelar de empleo y sueldo, hecho que la Delegación recientemente ha comunicado a una de las madres denunciantes.

DOS MESES SIN ESCUELA

A raíz de la denuncia de dos madres, desde el 13 de Octubre de 2.004 dos niños dejaron de asistir al colegio, solicitando a Educación y Ciencia el transporte escolar que pasaba delante de sus casas, para que pudieran acudir al Colegio Público de otro pueblo (Valle Niza), lo que les fue denegado aduciendo Inspección que tenían plaza en la clase del colegio de Benajarafe a la que habían dejado de asistir y que no había motivos para dejar de hacerlo. Como consecuencia de dicha negativa uno de los niños tuvo que irse a vivir a Málaga con los abuelos y matricularse en un colegio de la capital, mientras que el otro se quedó en su casa sin escuela, hasta que la madre, harta de dar vueltas en  Delegación, denunció los hechos a PRODENI, y la Inspección dio marcha atrás autorizando el servicio del autobús escolar para el alumno, quien permaneció dos meses sin escolarizar. Más adelante, también se acogieron a ese derecho el niño que se había ido a Málaga y otro alumno más cuya madre posteriormente había denunciado a la maestra. Con referencia a esta última denuncia (interpuesta únicamente en Educación) con fecha 6 de Abril de 2.005, la Delegación respondió a la madre el 26 del mismo mes de Abril que “practicadas las Diligencias de investigación no se desprende que la profesora... haya decaído en responsabilidad disciplinaria...”

QUEJA DE LAS MADRES

Las madres denunciantes consideran que se ha hecho justicia, pero lamentan profundamente la actitud de Educación y Ciencia, comenzando por la Dirección del centro que en ningún momento fue receptiva y apoyó incondicionalmente a la maestra en contra de sus hijos. Lo mismo que la Inspección Educativa, dándose la circunstancia de que la Delegación puso a disposición de la maestra su Servicio Jurídico y archivó una queja administrativa de otra madre. Además está la circunstancia de que a dos de los niños afectados se les negó el transporte escolar, uno de los cuales tuvo que irse a vivir a Málaga, y otro dos meses sin escuela hasta la intervención de la asociación PRODENI. Por todo ello una de las madres ha comunicado a PRODENI su intención de presentar una demanda contra la Administración por los daños morales y materiales sufridos.

COMENTARIO DE PRODENI

Educación y Ciencia ahora sí se ha dispuesto a incoar un expediente disciplinario a una maestra a la que primero apoyó incondicionalmente, incluso con abogado de la Junta, perjudicando a unos alumnos que se vieron obligados a dejar el colegio, siéndoles negado el transporte escolar por lo que una de las madres tuvo que recurrir a PRODENI. Tanto la Dirección del C.P. “San Faustino”, de Benajarafe, como la propia Inspección cerraron filas en torno a la maestra y ahora el traje se les ha vuelto del revés porque para la Justicia no ha habido lugar a dudas: La maestra ha maltratado a tres de sus alumnos de las formas descritas en la sentencia (y añadimos nosotros) ante una clamorosa dejadez institucional que por mucho que ahora se quiera corregir no evitará los daños que a los niños ya se han ocasionado. Y es que con excesiva frecuencia denuncias de malos tratos y agresiones a alumnos son minimizadas o silenciadas por la Administración que se niega a admitir que los hechos se producen, hasta el punto de presentarse la paradoja de que la Consejería va a poner en marcha unos dispositivos de prevención del maltrato después de negar durante largo tiempo la existencia del mismo. No puede alegar Educación en este caso que no podía intervenir porque había un procedimiento judicial abierto, puesto que otra de las madres había acudido únicamente a la vía administrativa y su denuncia fue archivada, además del trato que recibieron los niños y sus familias a quienes se presionó de principio para que se reintegraran en la clase de la profesora denunciada, negándoseles la solicitud de un transporte escolar. Está bien que Educación abra un expediente a la maestra y la aparte de la docencia, pero hubiera sido mucho mejor una Inspección Educativa lo suficientemente diligente como para que lo percibido como hechos probados por el Juzgado nº 2 de Vélez Málaga, no se escapara a su propia observación, y que tratase a los niños y a sus familias con la debida consideración. Por eso nos parece que a la hora de pedir responsabilidades administrativas no deben pararse las cosas únicamente en la maestra, sino que a la Dirección del centro y a la Inspección Educativa  tendrían asimismo que pedírselas.