PRODENI

Ir a la Página principal

 

https://www.eldiario.es/cv/jovenes-magrebies-menores-Denia-hospital_0_836416789.html

 

Dos jóvenes magrebíes del centro de menores de Dénia acaban en el hospital tras de recibir una paliza por parte de un grupo de ultras

Los hechos ocurrieron en la tarde del jueves y los agresores llevaban los rostros semitapados con capuchas y gorras con visera

Indignación entre los testigos, que remarcan que los agredidos son jóvenes que "nunca han armado jaleo ni han causado ningún problema"

eldiariocv Follow @eldiariocv - Dénia

16/11/2018

El lugar exacto donde tuvo lugar la agresión, en el vial que cruza el Primer Grup dels Mariners, en Dénia

El lugar exacto donde tuvo lugar la agresión, en el vial que cruza el Primer Grup dels Mariners, en Dénia

Dos menores de origen magrebí tuvieron que ser trasladados en la tarde del jueves al hospital de Dénia con múltiples contusiones tras ser víctimas de una paliza por un grupo de cerca de una quincena de jóvenes en lo que, según coinciden los diferentes testigos presenciales, reunía todas las características de una agresión xenófoba.

Tal y como informa el portal La Marina Plaza, los hechos ocurrieron sobre las 18.30 horas del jueves, en el Primer Grup dels Mariners. Allí se encontraba un pequeño grupo de jóvenes del centro de menores de les Rotes que muchas tardes suele reunirse en la zona. De repente, según explicaron diferentes testigos, irrumpió otro grupo de personas, mucho más numeroso. “Eran 14 o 15”, con la cara semitapada con capuchas y gorras con visera. Sin mediar palabra, se dirigieron hacia los jóvenes magrebíes, que echaron a correr. Pudieron coger a dos de ellos, a los que propinaron todo tipo de golpes. “Se cebaron con el más pequeño, de 14 años”. Una vecina lo recogió y le sacó una silla para que se sentara. “Tenía un ojo hinchado y se quejaba de los golpes en un costado”, han explicado vecinos de la zona. Los dos menores tuvieron que ser trasladados después al hospital comarcal. Afortunadamente, ninguno de los dos requirió ingreso.

La agresión fue rápida y contundente. Los vecinos no pudieron hacer nada por evitarla. Uno de ellos advirtió a los agresores de que iba a llamar a la Policía. Pronto llegaron efectivos de la Comisaría de la Policía Nacional, ubicada también cerca del lugar de los hechos, pero los agresores habían huido ya corriendo. Los agentes iniciaron los trámites de investigación, preguntando al vecindario y en el centro de menores.

Diferentes testigos presenciales coinciden en que los agresores “parecían ultras”, o “nazis”. Todos compartían indignación por esta “salvajada”. Y remarcaban que el grupo de jóvenes agredido suele pasar las tardes por la zona “jugando con el móvil o hablando” y “nunca han armado jaleo ni han causado ningún problema; ni chillan, ni nada”. No aciertan a entender los motivos de lo sucedido. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación de los hechos.