PRODENI

Ir a Página principal

 

SOLEDAD PERERA INSISTE EN LOGRAR LA CUSTODIA DE LA NIÑA ’PIEDAD’

La "maquinaria judicial" empezará con la revisión de la actuación de la Dirección del Menor y del procedimiento penal y civil abierto contra la madre de acogida.

M. FRESNO; PUBLICADO EN EL DIARIO DE AVISOS (SANTA CRUZ DE TENERIFE) 21/10/09

Canarias entera conoce el caso de la niña Piedad, nombre supuesto de la menor que fue separada de su familia de acogida después de tres años y de que su madre biológica la reclamara. Ahora, la menor se encuentra de nuevo en un centro. La madre de acogida, Soledad Perera inició entonces una dura lucha contra la justicia hasta el punto de ser condenada por un delito de desobediencia al negarse a entregar a la menor.

Pero ahora el escenario ha cambiado. Dos sentencias de las últimas semanas han devuelto la ilusión a Soledad Perera. La primera, un auto de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo en la que rechaza un recurso de la Audiencia de Toledo y deja a la menor en manos de la familia de acogida. Una sentencia que el abogado de la madre de acogida, Eligio Hernández ha calificado de "ejemplar" y que señala que para "acordar el retorno del menor desamparado a la familia biológica no basta con una evolución positiva de los padres biológicos, ni tampoco su propósito de desempeñar adecuadamente el rol paterno y materno, sino que es menester que esta evolución sea suficiente para restablecer la unidad familiar en condiciones que suponga la eliminación del riesgo de desamparo de la menor".

La segunda es la sentencia que anula el juicio celebrado contra Soledad Perera por desobediencia al celebrarse éste a puerta cerrada. Eligio Hernández ya tiene preparada la "maquinaria judicial" contra la Administración y aseguró que, en primer lugar, ambas sentencias permitirán la "revisión del expediente incoado a la juez por permitir que el juicio contra la madre de acogida se celebrara a puerta cerrada". Asimismo, permitirá la revisión de toda la actuación de la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias, así como del procedimiento civil y penal abierto contra Soledad Perera. Por último, Eligio Hernández indicó que propiciará una modificación de la Ley del Menor por parte del Parlamento de Canarias, así como del Código Civil. La Asociación Prodeni (Pro Derechos del Niño y de la Niña) ya ha escrito a la consejera de Bienestar Social del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, y a la directora General de Protección del Menor y la Familia, Carmen Steiner Cruz, para pedir que la niña vuelva a contactar con la familia de Soledad Perera, de la que fue separada en contra de su voluntad el 10 de mayo de 2007.

En opinión de la Asociación, ya "han desaparecido los obstáculos legales que lo impedían al haber fracasado estrepitosamente la medida de integración en la parte biológica y actualmente estar residiendo en un centro de menores desde hace un año en completa orfandad".

A juicio de Prodeni, la sentencia "es un arma de gran valor para que el caso de Piedad despierte expectativas de una solución que pasa porque se la ayude a la recuperación de su memoria afectiva, dado el largo tiempo transcurrido de corte absoluto de comunicación con el mundo afectivo de La Orotava, y se le faciliten los encuentros con personas de aquel entorno".