PRODENI

Ir a Página principal

 

Prodeni dice que la niña canaria 'Piedad' es "un conejillo de indias" y denuncia "desgraciada equivocación" de Justicia

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 Feb.2009 (EUROPA PRESS) -

   La asociación Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) afirmó hoy que "las filtraciones a la prensa de la Consejería de Bienestar Social del Gobierno de Canarias reconociendo finalmente el fracaso de la inserción" de la niña de nombre ficticio 'Piedad' con la parte biológica, "prueban que durante estos casi dos años piedad fue utilizada como un conejillo de indias hasta límites inaceptables desde el punto de vista de la convención de los derechos del niño y del ordenamiento jurídico".

   El colectivo denuncia en un comunicado que "la acción judicial sobre 'Piedad' ha resultado ser una desgraciada equivocación que tiene que repararse devolviendo a la menor a la situación justo anterior a que fuera retirada en contra de su voluntad aquel fatídico 10 de mayo de 2007".

   En opinión de la asociación, "la acción de la justicia canaria se equivocó al vulnerar derechos elementales de la niña y hacerle pagar junto a la familia preadoptiva los platos rotos de su demostrada insensatez".

   De este modo, considera que 'Piedad' "tendrá que ser resarcida del sufrimiento y perjuicios que le han ocasionado, al igual que la familia preadoptiva, que tiene derecho a reparación, justo a las puertas de un juicio que va a escenificar una monumental injusticia, el mal difícil todavía de una cadena de despropósitos que a todos nos avergüenza".  

"DETRÁS DE LAS TOGAS Y PUÑETAS"

   "Si desde el Gobierno canario se quiere justificar el daño que se hizo a 'Piedad' escudándose detrás de las togas y puñetas, que no pierdan el tiempo, pues se les ve el plumero a la perfección, ya que sus técnicos sabían las graves carencias estructurales y la incapacidad de la parte biológica, por lo que era previsible el inútil esfuerzo de meter a la niña con calzador en semejante experimento", añade Prodeni.  

   Al entender de la asociación, "la responsabilidad de un Mengele (doctor Muerte nazi) no se puede eludir amparándose en las órdenes y dictados de la superioridad, del mismo modo que la responsabilidad de la entidad pública canaria no se puede esconder o diluir en una equivocada decisión judicial".

   "Cada palo que aguante su vela y dejen en paz a Soledad Perera --la madre preadoptiva de la niña--, que es la única que merece respeto y consideración en esta lamentable historia", concluye Prodeni.

Noticias relacionadas