PRODENI

Ir a Página principal

 

Reúnen 30.000 firmas para exigir que "Piedad" vuelva con su familia de acogida

La asociación Pro Derechos del Niño y la Niña asegura que tras la nueva declaración en desamparo de la menor, debido a la incapacidad de la madre biológica para atenderla, existe un clamor popular para que regrese al hogar preadoptivo en el que vivió. Diez ayuntamientos se han unido a este manifiesto.

EL DÍA/ G.M, S/C de Tenerife   20/08/2009

Treinta mil firmas e iniciativas institucionales se han sumado a la petición de que "Piedad", nombre ficticio de la menor que vivió durante dos años con una familia de La Orotava y luego fue devuelta a su madre biológica y que se encuentra de nuevo en situación de desamparo, regrese con su familia preadoptiva.

La organización Pro Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) ha sido uno de los principales motores de esta iniciativa y recuerdan que el "desamparo institucional sobre piedad ya es firme desde el mes de mayo" y que "según fuentes cercanas a la Dirección General del Menor y la Familia, se está tratando en un nuevo acogimiento preadoptivo y de momento se impide cualquier contacto de la menor con la familia de la que fuera su madre acogente, Soledad Perera".

Concretamente, desde Prodeni se indica que Menores "estaría estudiando la integración de la niña en un nuevo acogimiento preadoptivo mientras sigue cerrando la reanudación de contactos con el anterior entorno familiar",

En este punto, la asociación recuerda que casi toda la vida de la menor ha transcurrido en centros, ya que actualmente se encuentra en el cuarto centro a punto de cumplir ocho años de edad, en el que lleva diez meses desde que la propia madre biológica pidiese a Protección de Menores que se hiciesen cargo de ella.

Esta asociación recuerda que el caso de "Piedad" conmocionó a buena parte de la sociedad que se mostró solidaria con ella y con su familia preadoptiva, y que ese apoyo sigue produciéndose, llegando a ser incluso institucional, puesto que entre las 30.000 firmas que ya se han recogido hay varias de corporaciones locales que han aprobado en sesión plenaria adherirse a la solicitud de que se permita a la niña mantener contacto con Soledad Perera y las que fueron sus hermanas.

En concreto, los ayuntamientos de La Orotava, El Sauzal, Tacoronte, La Victoria, Los Silos, La Matanza, Santa Cruz de Tenerife, Arona, Santiago del Teide y Santa Úrsula ya se han unido a este manifiesto y los de Puerto de la Cruz, Icod de los Vinos, La Guancha, La Laguna, Arico, Guía de Isora y Adeje están pendientes de su próxima aprobación.

Además, "los tres grupos políticos con representación en el Parlamento de Canarias han prometido llevar a cabo una iniciativa el próximo mes de Septiembre para que "Piedad" vuelva a su hogar en La Orotava", insisten desde Prodeni.

Sin valoración oficial

Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes de la Dirección General del Menor y la Familia que han manifestado su intención de "no hacer comentario alguno sobre todas las cuestiones relacionadas con este asunto, ni entrar a valorar lo que sucede ahora ni lo que pase en el futuro".

Respecto al manifiesto que ya ha sido refrendado por más de 30.000 firmantes, recoge la solicitud de que "Piedad" sea tenida en cuenta como persona sujeto de derechos y, por tanto, se le permita restaurar los contactos con su mundo afectivo y que de ser tratada como un objeto para que se aplique su interés superior por encima de cualquier otro por muy legítimo que sea.

Además, se pide que se activen los mecanismos necesarios para ejercer las acciones que correspondan, dejando a un lado los trámites burocráticos prescindibles y que el objetivo sea el bien superior de la menor en todo su significado.

Así como la elevación de este acuerdo al Parlamento, a la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) y a los Cabildos Insulares.

En su momento, el denominado Caso Piedad motivó la creación de una comisión de estudio en el Senado sobre adopción nacional, quedando patente a lo largo de las sesiones el interés por la menor, con referencias expresas a la misma.

Por su parte, y para finalizar, desde Prodeni se preguntan "¿Cuál debe ser el final feliz de esta lamentable escenificación de una historia real? ¿Otra familia? ¿Volver a La Orotava?".