PRODENI

Ir a la Página principal

 

 

Un caso resuelto por el coraje y tenacidad de una madre. Ella sola hizo más que todas las instituciones competentes de dentro y de fuera, que no hicieron absolutamente nada. Pero para un logro como el suyo hay que ser una especie de Superman y que los hados le sean favorables. 



EL MUNDO

https://www.elmundo.es/espana/2018/12/22/5c1e320cfc6c835c318b459c.html

 

Una zaragozana encuentra gracias al ADN a su hija, secuestrada por su padre en Marruecos hace 22 años

El padre de la joven, Abdelhilah Chahidi, denunciado por malos tratos, se la llevó a su país de origen cuando la niña tenía dos años

JAVIER ORTEGA

Zaragoza  22 dic. 2018

Belén Tapia, madre de Dunia, en una imagen de archivo.
Belén Tapia, madre de Dunia, en una imagen de archivo. DANIEL PÉREZ

La prueba del ADN lo ha confirmado. Una madre zaragozana, Belén Tapia, ha encontrado a su hijaDunia secuestrada hace 22 años por su padre y llevada a Marruecos, su país de origen, e incluso dada por muerta.

La hija, que ahora tiene 24 años, contactó recientemente, a través de las redes sociales, con la madre y ambas se encontraron en Zaragoza el pasado 23 de agosto.

La cita tuvo lugar en una cafetería de la capital aragonesa. La joven, que decía ser la hija de Belén, llegó desde Barcelona, donde residía como inmigrante irregular, y la madre desde Málaga, donde vive en la actualidad.

El relato de la joven era creíble y encajaba con el secuestro del que fue víctima en 1997. Además, acudió a la cita llevando una pulsera con las letras ABD, correspondientes a las iniciales del padreAbdelhilah, la madre Belén y la hija Dunia, y la fecha de su nacimiento, el 30 de agosto de 1994. La madre reconoció inmediatamente dicho objeto.

Agentes de policía del Grupo de Desaparecidosvigilaron el encuentro y, cuando acabó, acudieron a identificar a la joven. Les mostró un documento de identificación belga, que resultó ser falso.

Fue arrestada, luego puesta en libertad, por un delito de usurpación de estado civil y le tomaron muestras biológicas que, a la postre, han permitido confirmar que se trata de la niña de dos años que fue arrebatada a su madre en Zaragoza el 20 de abril de 1997.

Aquel día el padre, el marroquí Abdelhilah Chahidi, no cumplió con su obligación de devolvérsela a la madre. La pareja se había separado y él había sido denunciado por malos tratos.

A partir de ese momento comenzó para Belén Tapia un verdadero calvario que le llevó a protagonizar diversas protestas y frecuentes apariciones públicas para que el secuestro de su hija Dunia no quedara en el olvido.

El caso llegó hasta el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, el Rey Juan Carlos y elGobierno de España.

Belén Tapia sostuvo en todo momento que su hija, Dunia Chahidi Alaoui Tapia, fue víctima de un secuestro. Trascendió que le habían exigido pagar un rescate, y que la madre fue a Casablanca a entregar a la familia del padre parte del dinero. Y hasta llegaron a asegurarle que la niña había muerto en Marruecos con tres años por una afección pulmonar. La madre llegó a recibir incluso el pésame oficial de las autoridades.

Ahora la Policía Nacional ha comunicado a Belén Tapia que su hija Dunia está viva y es la chica que vino el pasado mes de agosto a Zaragoza para encontrarse con ella después de haber contactado por internet.

La prueba de ADN, que realizó la Policía Científicaen Madrid, ha dado un resultado coincidente. Así se lo ha confirmado un policía a Belén Tapia y alJuzgado de Instrucción 3 de Zaragoza, encargado del caso por desaparición, según publica este sábado Heraldo de Aragón. No obstante, el delito de secuestro por parte del padre no ha sido juzgado y habría sido archivado.