PRODENI

Ir a la Página principal

 

LA VANGUARDIA

http://www.lavanguardia.com/sucesos/20180417/442620603613/33-anos-buscando-venganza-asesino-violador-granada.html

 

33 años buscando venganza contra el violador y asesino de su hija

Un hombre de 70 años intenta matar por tercera vez a un familiar que en 1985 abusó sexualmente y hundió en un pozo a su hija de 4 años en Huétor de Santillán (Granada)


33 años buscando venganza contra el violador y asesino de su hija

Vistas de Sierra Nevada desde Huértor de Santillán (Granada) (Fresneda_Zamora)
 

Actualizado a 17-04-2018

El Juzgado de Instrucción 9 de Granada ha abierto una investigación para aclarar la agresión de unhombre de 70 años que fue detenido el jueves porlesionar con un arma blanca en plena calle a unvarón de 54 años miembro de su propia familia. Pero en Huétor de Santillán, una localidad montañosa que se eleva por encima de los 1.000 metros de altitud en pleno Parque Natural de la Sierra de Huétor, todo el mundo conoce la historia que hay detrás de esta reyerta.

El agresor es Juan José Fernández. Tenía 37 años cuando la Guardia Civil halló el cuerpo de su hija Ana Isabel con signos de violencia sexual en un pozo de una finca deshabitada a las afueras del pueblo. A las pocas horas, la Benemérita ya había detenido a Enrique Sánchez, de 22 años, y a su hermano mayor Anastasio. Ambos participaron en las labores de búsqueda de la niña durante al menos un par de días. Enrique Sánchez confesó ser el autor el crimen. Intentó violar a la niña y después la mató arrojándola al pozo.

La Policía Local evitó que la agresión tuviese un fatal desenlace

La Policía Local evitó que la agresión tuviese un fatal desenlace

Condenado a más de 40 años de cárcel

El autor confeso de la muerte de la niña fuecondenado a más de 40 años de cárcel por estos hechos y cumplió unos 23 años. Hoy tiene 54 años. Él fue la persona que el pasado jueves fue atacada por el padre de la menor asesinada en 1985. Presentaba heridas, golpes y cortes profundos en ambas manos y en el tabique nasal.

Cuando la Policía Local llegó al lugar de la pelea observó a estos dos individuos forcejeando entre ellos, así como “una navaja abierta y ensangrentada tirada en el suelo”. El detenido amenazaba al herido diciéndole “te voy a matar”. Este, por su parte sólo explicó a la Policía Local que el agresor “le había intentado robar”. No hizo constar en ese momento, ni tampoco posteriormente, la vinculación que existía entre ambos.

El agredido todavía no ha declarado ante el juez. Sí pasó a disposición judicial el pasado viernes el presunto autor, pero apenas se le pudo tomar declaración porque se encontraba bajo los efectos de ansiolíticos. Al parecer, el arrestado comenzó a sentirse indispuesto mientras esperaban a la ambulancia. Fue trasladado a un hospital, donde quedó ingresado, bajo custodia policial, ya que al parecer sufría problemas cardíacos. Ayer fuepuesto en libertad con cargos.

Es al menos la tercera vez que intenta matarle

No es la primera vez que Juan José, que ha trabajado toda la vida como carnicero en Huétor de Santillán, arremete contra el asesino de su hija. En una ocasión anterior intentó atropellarlo, causándole lesiones leves. En otro episodio, se encontraron en un bar –o Juan José fue a buscar a Enrique- y le propinó un fuerte golpe en la cabeza. El agredido nunca acusó al carnicero de intento de homicidio. El jueves pasado, el padre de Anabel estuvo más cerca que nunca de consumar su venganza.

Fuentes judiciales han informado que el juzgado está a la espera de tomar declaración a testigosde los hechos y que tendrá que volver a llamar a declarar al presunto agresor para averiguar qué sucedió realmente el día 12. Las mismas fuentes precisan que en este momento las circunstancias de los hechos son “confusas” y “técnicamente no hay nadie investigado”, puesto que es necesario avanzar en la investigación.

En Huétor de Santillán, sin embargo, nadie tiene ninguna duda sobre por qué pasó lo que pasó el pasado jueves en una calle de Granada. Es un episodio más de un crimen que forma parte de la historia negra de Españay que aún no ha llegado a su epílogo. La historia de un padre al que le arrebataron a su pequeña en circunstancias terribles y que no ha sido capaz de perdonar.

El presunto agresor ha quedado en libertad con cargos

La agresión se produjo a plena luz del día en una calle de la capital granadina

La agresión se produjo a plena luz del día en una calle de la capital granadina (Policía de Granada)