PRODENI

Ir a la Página principal

 

"A la décima, cansado de revivir el calvario, el niño dice que no es verdad y entonces es cuando le creen"

El representante español del Comité de Derechos del Niño de la ONU, Jorge Cardona, pide en declaraciones a la Cadena SER una ley integral sobre la violencia contra la infancia

 

Cadena SER

 

El español Jorge Cardona es miembro del Comité de Derechos del Niño de la ONU. Lleva tiempo denunciando la desprotección de los menores víctimas de abusos sexuales porque los jueces no creen su testimonio.

"Un niño dice que ha sufrido abuso sexual una vez, se lo hacen repetir por segunda vez, por tercera, por cuarta, por quinta, se le vuelve a interrogar, se le vuelven a hacer pruebas y después de haber dicho nueve veces que ha sufrido abusos sexuales, a la décima, cansado de revivir el calvario, dice que no es verdad, que se lo ha inventado y entonces es cuando le creen. El menor ha sido revictimizado y esto no puede ser".

Este catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Valencia señala que la sociedad habla muy poco del terrible fenómeno de la violencia y de los abusos sexuales que sufren los menores. "La sociedad se avergüenza y por eso lo oculta".

Jorge Cardona recuerda que ya en 2010 el Comité de los Derechos del Niño de la ONU pidió a España que creara una ley integral de violencia contra la infancia equivalente a la ley integral contra la violencia de género.

Sería una norma para combatir todo tipo de violencia que sufren los menores: la machista, el maltrato familiar, los abusos sexuales e incluso el acoso escolar. Y tendría que recoger medidas para un tratamiento multidisciplinar de estos problemas: medidas de prevención, sensibilización, represión, rehabilitación y reinserción. Hace seis años de esta petición y los gobiernos han hecho caso omiso. 

El representante de Naciones Unidas espera que el nuevo Congreso que se acaba de constituir recupere la Comisión de Infancia creada por primera vez en la mini-legislatura pasada. "Es un paso importante porque los niños siempre han estado invisibilizados en el parlamento", añade el también presidente del comité de Unicef de Valencia.