PRODENI

Ir a la Página principal

 

Málaga Hoy

 

Condena de 59 años para siete acusados de prostituir y drogar a menores en Palma

Los condenados distribuían drogas entre menores, una de ellas discapacitada psíquica, a las que convencían para mantener relaciones sexuales con terceros. Una de las chicas falleció.

europa press, palma, 18.02.2014

La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a un total de 59 años de prisión a siete acusados de inducir a varias menores de edad a la prostitución, una de ellas discapacitada psíquica, tras drogarlas y convencerlas para que mantuvieran relaciones sexuales con terceros a cambio de dinero y sustancias estupefacientes. En medio de esta espiral de prostitución y adicción a las drogas falleció una de las afectadas, si bien sobre ninguno de los procesados pesa delito de homicidio. Sí han sido condenados por delitos contra la salud pública, inducción a la prostitución de menores, tercería locativa —explotación de locales para el ejercicio de la prostitución—, corrupción de menores e inducción a la prostitución de persona incapaz (una de las víctimas era discapacitada psíquica).

La sentencia de la Sección Primera declara probado cómo al menos desde la primavera de 2011 hasta el 8 de mayo de 2012 varios de los acusados se dedicaron a la venta y distribución de sustancias estupefacientes entre menores de edad, al tiempo que las convencían para mantener relaciones sexuales con terceros.

En la mayoría de los casos, Eva María V.G., quien ha sido sentenciada a 15 años y medio de prisión, era la encargada de prostituir a las menores. Frecuentaba el llamado parque del Otta, donde fue estableciendo amistad con varias jóvenes menores de edad, a quienes proponía que mantuvieran relaciones sexuales con hombres mayores de edad a cambio de cocaína u otras drogas, además de dinero. Hombres que, por su parte, le solicitaban que les buscase chicas menores para mantener relaciones por dinero.
 

Una chica de 16 años falleció en el portal del edificio en el que vivían sus padres a consecuencia de una reacción adversa al consumo de tóxicos, que le provocó una trombosis pulmonar. Según la resolución judicial, durante la tarde de ese día, la menor y uno de los acusados mantuvieron relaciones sexuales a cambio de un gramo de cocaína para la víctima. El inculpado, que sabía que era menor, entregó a su vez medio gramo de cocaína a Eva María V.G. por haber mediado de cara a la cita entre la menor y él. Al resto de afectadas la experiencia les hizo precisar de tratamiento psicoterapéutico, mientras que la menor con discapacidad psíquica sufrió descompensación en su enfermedad, lo que le llevó a requerir mayor medicación y tratamiento.

Al margen de Eva María V.G., han sido condenados a 17 años de cárcel Edizon C.F.; a ocho años y medio Raúl Antonio de la C.; a siete años Joel R.G.; tres años Kingsley I., y a cuatro años y medio José C.L.