PRODENI

Ir a la Página principal

 


EL PAÍS

http://politica.elpais.com/politica/2017/04/26/actualidad/1493194368_643368.html

 

Detenido en Málaga uno de los delincuentes sexuales británicos más buscados

Arrestado un español en Pontevedra, que trabajaba en un centro de multiaventura donde había puesto una cámara para grabar a los menores desnudos 

V.T.B

 
Dos agentes analizan las imágenes incautadas en la Operación Titán II. 

 

Un británico de 47 años, considerado uno de los delincuentes sexuales más buscados del Reino Unido, ha sido detenido en Málaga en una operación de la Guardia Civil contra la pornografía infantil. Llevaba huido de la justicia desde 2006 por delitos similares en Gales. En la misma operación, ha sido arrestado un español en Pontevedra que trabajaba con niños en actividades deportivas, lo que le había permitido grabarlos desnudos. Ambos, que no están relacionados entre sí, distribuían material audiovisual con abusos a menores a la misma red de más de mil pedófilos, según un portavoz del Instituto Armado. Las víctimas son menores "de muy corta edad", que fueron "sometidos a prácticas sexuales especialmente degradantes y vejatorias".

Los detenidos, ya en prisión provisional sin fianza y que se enfrentan a penas de hasta nueve años de cárcel, están acusados de tenencia y distribución de pornografía infantil a más de un millar de pedófilos en diversos países. Obtenían y facilitaban este tipo de archivos de abusos a menores a través de redes privadas con un elevado grado de confidencialidad.

Solo podían acceder a estos contenidos usuarios de confianza con contraseñas individuales lo que, según la Guardia Civil, ha dificultado las investigaciones de los agentes del Grupo de Delitos Telemáticos de la UCO, que tardaron meses en poder localizar a los detenidos.

"Especialmente ardua", según precisa la Guardia civil en un comunicado, ha sido la identificación del ciudadano británico, ya que no tenía domicilio fijo y no constaba en ningún registro. En el momento de su detención, intentó deshacerse de un dispositivo de almacenamiento portátil con más de 80.000 archivos de abusos de especial crudeza, tanto por la edad de los menores como por las prácticas a las que eran sometidos.

En 2006 fue detenido en Gales por hecho similares, pero huyó y figuraba entre los más buscados del Reino Unido. Tiene 47 años y vivía en Manialva (Málaga) con su pareja, también de nacionalidad británica y con la que tiene una "importante" diferencia de edad, según precisa el portavoz de la Guardia Civil. No tenía trabajo conocido y estaba montando un negocio de reparación de vehículos.

El otro arrestado, cuya edad no ha sido facilitada, trabajaba como monitor de tiempo libre en un centro de multiaventura de la provincia de Pontevedra. En el registro de su vivienda, los agentes se incautaron de las grabaciones de una cámara oculta que había instalado en los vestuarios para grabar a los menores con los que trabajaba. En las imágenes se veía amenores desnudos. 

El detenido español adoptaba estrictas medidas de seguridad para ocultar su identidad en internet y evitar dejar rastro digital a los investigadores, como conectar a redes inalámbricas desde establecimientos públicos y usar varios dispositivos, entre ellos al menos tres ordenadores y un móvil. Además, en los últimos meses se había mudado a la red TOR que, entre otras características, permite ocultar la huella que deja la navegación a sus usuarios.

Durante los registros, los investigadores se incautaron de abundante material informático, de cuyo análisis se han abierto nuevas vías de investigación para localizar a cientos de usuarios con los que intercambiaban archivos los detenidos

Junto al británico y el español han sido arrestados en diferentes países decenas de personas de las 142 que estaban siendo investigadas. Esta operación, llamada Titán II, ha sido coordinada por el Violent Crimes Against Children International Taskforce, grupo de trabajo internacional enfocado en la lucha contra los delitos violentos y de naturaleza sexual cometidos contra menore, liderado por el FBI y del que forma parte la Guardia Civil.