PRODENI

Ir a la Página principal

 

EL DÍA
Argentina
 

INFORMACION GENERAL
 

Espeluznante caso de maltrato infantil. Metió a su hija de poco más de un año dentro de un lavarropas en funcionamiento.

Fue después de golpear a la madre. Está preso y ellas en el hospital.


EL HOSPITAL GARRAHAN, ADONDE FUE TRASLADADA LA NENA, QUE AYER EVOLUCIONABA FAVORABLEMENTE Y ESTABA FUERA DE PELIGRO

EL HOSPITAL GARRAHAN, ADONDE FUE TRASLADADA LA NENA, QUE AYER EVOLUCIONABA FAVORABLEMENTE Y ESTABA FUERA DE PELIGRO EL HOSPITAL GARRAHAN, ADONDE FUE TRASLADADA LA NENA, QUE AYER EVOLUCIONABA FAVORABLEMENTE Y ESTABA FUERA DE PELIGRO


Una beba de un año y medio resultó gravemente herida al ser introducida por su padre dentro de un lavarropas lleno de agua y en funcionamiento porque lloraba mucho en una casa del partido bonaerense de Quilmes, informaron ayer fuentes policiales y judiciales.

Las fuentes aseguraron que la mujer del hombre y madre de la beba también fue golpeada en la cabeza con un palo de escoba y obligada a acostarse desnuda en el piso y al lado de su hija como reprimenda porque “no podía hacerla callar”.

El caso se enmarca en un crecimiento de los casos de maltrato contra chicos en los que los victimarios suelen ser sus propios padres.

Ayer también se conoció otro episodio en el que una madre alcoholizada cayó al Riachuelo junto a su bebé, que iba en un cochecito y que pereció ahogada (ver aparte). EL CASO DEL LAVARROPAS El hombre, de 33 años y cuyo nombre no se difunde para no identificar a la niña y revictimizarla, fue detenido y acusado de los delitos de “tentativa de homicidio, lesiones y amenazas”.

“Yo no fui y no tengo idea de por qué tiene lesiones”, declaró el imputado al ser indagado por el fiscal de Delitos de Violencia de Género de Quilmes, Alejandro Ruggeri, quien dispuso que fuera trasladado a un penal hasta resolver su situación procesal.

El fiscal también solicitó que la aprehensión del imputado fuera convertida en detención, a lo que hizo lugar el juez de Garantías de ese departamento judicial Martín Nolfi.

Según las fuentes, el hombre admitió haber estado detenido y tener antecedentes penales en Capital Federal, Lomas de Zamora y Quilmes.

El titular de la Jefatura Departamental de Avellaneda, comisario mayor Manuel Canosa, explicó que el hecho ocurrió el jueves por la mañana en una casa ubicada en la calle 802 del partido de Quilmes, en el sur del conurbano bonaerense, donde vive una pareja con una beba de un año y medio. Allí, el dueño de casa y su esposa mantuvieron una fuerte discusión aparentemente porque la hija de ambos no paraba de llorar.

De acuerdo a la declaración realizada a la Policía por la madre de la beba, ante esa situación, su marido se enfureció, ingresó a la habitación de la niña y comenzó a golpearla.

Su madre salió en defensa de la beba y se interpuso en varias oportunidades a que le siguiera pegando, pero el hombre desnudó a su mujer y a la niña por la fuerza y las obligó a permanecer acostadas en el suelo frío. Luego, siempre según el relato de la mujer, como su hija seguía llorando, el hombre la levantó del cuello y de los cabellos y la llevó hasta el lavadero.

“Una vez allí, la agarró de los tobillos y metió la cabeza de la beba dentro del lavarropas, el cual estaba lleno de agua y de ropa y estaba en pleno funcionamiento”, dijo el jefe policial, quien agregó que “por suerte la madre tuvo un acto reflejo inmediato y la sacó segundos después”.

En un momento de descuido, la mujer envolvió con una frazada a su hija y, aún en ropa interior, salió corriendo de la casa y le pidió ayuda a una vecina. Con el auxilio de esa vecina, la mujer trasladó a su hija al Hospital Presidente Perón, en el partido bonaerense de Avellaneda, donde ingresó con un edema pulmonar y hematomas en casi todo su cuerpo, especialmente en los miembros superiores e inferiores.

En ese centro asistencial, también fue asistida la madre de la niña, quien presentaba golpes en el rostro y un corte en el cuero cabelludo producto de los palazos que recibió en la cabeza. “Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba la beba, desde ese hospital fue trasladada al Finochietto, también de Avellaneda, y desde allí al Hospital Garrahan, de la Capital Federal”, agregó el comisario mayor Canosa.

Según fuentes de ese hospital la nena permanecía estable y su vida no corría peligro. El caso se enmarca en el creciente flagelo del maltrato infantil. Un relevamiento realizado por Secretaría de Niñez y Adolescencia bonaerense indica que entre 2012 y 2013 se atendió un 16% más de casos de maltrato en el que las víctimas fueron chicos.

El 37% de los casos estuvieron vinculados a maltratos físicos, el 26% a la negligencia familiar, entendida como la falta de cuidados básicos, el 24% con el abuso sexual y el 13% con el maltrato psicológico.

El relevamiento mostró, además, que la mayoría de los casos de maltrato se producen en el seno del hogar, donde está naturalizado, por lo que se hace más difícil de detectar y abordar. 81% De los chicos que abandonan su hogar en la Provincia son víctimas de alguna forma de violencia en el hogar.

Los especialistas en el tema dicen que, mientras la violencia contra la mujer se ha visibilizado, el maltrato contra los chicos muchas veces está naturalizado dentro de los hogares.


Leer más en http://www.eldia.com.ar/edis/20140719/Espeluznante-caso-maltrato-infantil-tapa6.htm