PRODENI

Ir a la Página principal

 

 

Ecuador, martes, 8 de marzo de 2016

http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/el-44-de-los-menores-de-5-a-17-anos-esta-expuesto-a-castigos-violentos

El 44% de los menores de 5 a 17 años está expuesto a castigos violentos

Los padres de los 2 niños que fueron victimados dentro de su vivienda en la provincia de Santa Elena quedaron con prisión preventiva. En 2015 hubo 32 muertes por maltrato infantil.

 

Redacción. Justicia.

La violencia contra los niños y niñas ocurre a todo nivel social y suele ser tolerada por quienes la presencian. En muchas ocasiones cuando un menor de edad está inquieto y causa molestias, las personas que están a su alrededor juzgan a los padres y piensan: “con una buena paliza se le quita”, “si yo fuera su madre” o “a mí de una cachetada me hubieran corregido”.

Gino Erazo, oficial operativo de la Dirección Nacional de Policía Especializada en Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) en Guayas, indica que paulatinamente los ciudadanos salen en defensa de las víctimas y la mayoría de denuncias que reciben de abuelos, tíos y vecinos son de carácter anónimo.

De acuerdo con cifras del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el 44% de los menores de 5 a 17 años, en Ecuador, está expuesto -casi siempre- a castigos violentos (golpes, insultos, encierro).

La falta de cuidado también es violencia

El Código de la Niñez y Adolescencia ecuatoriano tipifica que el maltrato es toda conducta que provoque daño a la integridad o salud física, psicológica o sexual. Erazo añade que el trato negligente o el descuido grave o reiterado en el cumplimiento de los derechos como la alimentación, atención médica educación, entre otros, también es maltrato.

Existen además vejaciones institucionales (en unidades educativas). En cuanto a las agresiones que ocurren dentro del hogar, Erazo refiere que regularmente se dan en familias disfuncionales o cuando los padres fueron abusados de pequeños. El informe de Unicef, revela también que el 7% de los niños, niñas y adolescentes en Ecuador no viven con sus progenitores biológicos. Los y las adolescentes son quienes más se encuentran en esta condición, llegando al 9%. Un 5% de los niños y niñas no viven con sus padres biológicos en sus primeros años y un 6%, de 6 a 11 años tampoco. Esto sucede sobre todo en 4 provincias de la Costa (Los Ríos, Manabí, El Oro y Esmeraldas) y en 2 de la Sierra (Loja y Cañar).

Erazo resalta que en los últimos años hay un factor que se repite en los casos reportados y es que al momento del ataque el victimario que puede ser tanto la mamá como el papá estuvieron bajo el efecto de alcohol u otra droga. En la Zona 8 de Policía, que comprende los cantones de Guayaquil, Durán y Samborondón, desde enero de 2015 hasta febrero de 2016 se reportaron 174 casos de maltrato físico y 19 de maltrato psicológico; es decir, 182 eventos de violencia.

La mayoría de niños han sido violentados con azotes, pero se han reportado casos más dramáticos como menores quemados. La violencia física contra la mujer o miembros de la familia está tipificada en el artículo 156 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El artículo especifica que la pena se regirá al artículo 152 en donde se trata sobre las lesiones, pero se le aumentará un tercio. Los tipos de violencia psicológica y la sexual están estipulados en los artículos 157 y 158 del mismo cuerpo legal. La primera de estas, dependiendo del daño, puede llegar a los 3 años de privación de libertad. “Hay que olvidarse de la vieja escuela, en la que se opinaba que solo podían educar a sus hijos con un pan en una mano y un palo en la otra. Hay que recordar que nuestros hijos son lo mejor que hemos hecho en este mundo”, recomienda el funcionario de la Dinapen, Gino Erazo.

31% de padres dialoga

En el informe “La niñez y adolescencia en Ecuador contemporáneo: avances y brechas en el ejercicio de derechos”, publicado en 2014 por la Unicef, consta que el 42% de las razones de violencia grave responden al hecho de que los niños y niñas no son debidamente cuidados.

Solo el 31% de los padres y madres utilizan el diálogo en primer lugar para analizar las situaciones de conflicto. Esta cifra está seguida por un 25% de niños que sufre de maltrato psicológico y un 18% de maltrato físico; un 7% ha caído bajo el abuso de delitos sexuales. El ámbito que presenta mayores dificultades para el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia es el de la protección especial que apunta a garantizar en la realidad cotidiana el crecimiento y desarrollo sin riesgos. Esto abarca un abanico de posibilidades que incluyen: exclusión étnica o económica; la exigencia de trabajar forzadamente para mantener a la propia familia, tener una triple carga de tareas para atender el cuidado de hermanos y hermanas, ir a la escuela y trabajar, entre otros.

Muertes por violencia.

De acuerdo con un único estudio efectuado sobre la salud mental de adolescentes entre 11 y 16 años realizado en 2007 por el Ministerio de Salud Pública, casi 3 de cada 10 investigados han tenido episodios de depresión que incluso los condujo a pensar en el suicidio o a intentarlo. A esta alerta se suma el consumo de alcohol y otras drogas. En el informe consta que en 2011, 12 hombres y 3 mujeres fueron asesinados, y 7 hombres y 13 mujeres se suicidaron, debido a violencia intrafamiliar. La Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida (Dinased) informó que en 2015 se registraron 32 casos de muertes violentas por maltrato infantil, los menores iban de 0 a 11 años; 27 de los casos llegaron hasta la instancia de juzgamiento, es decir se solucionaron.

Segundo Romero, psicólogo de la Policía Judicial, manifiesta que la violencia intrafamiliar puede terminar en un crimen. “En las personas agresivas hay una distorsión en el área cognoscitiva; es decir de los pensamientos e ideas. Creen que con el maltrato se solucionan los problemas o que están obrando bien. Regularmente en los hogares donde ocurren asesinatos de niños ha habido una agresividad crónica. El cúmulo de ira y coraje en un momento hace que los padres pierdan por instantes el raciocinio. Estos son homicidios por emoción violenta; a los victimarios, que pueden tener esquizofrenia o brotes psicóticos, se les nubla la mente y arremeten contra el bien más preciado de la pareja. Piensan que matando al ser querido le harán un daño al otro, pese a que también sea hijo de su propia sangre”. Sin embargo, Romero cuenta que conoció un caso en el que una madre le quitó la vida a su hijo porque su conviviente la abandonó y no tenía qué darle de comer. “Para conocer la causa hay que analizar a las personas, porque no hay un siempre un patrón definido o no son ocasionados por lo mismo”.

Otras consecuencias

La psicóloga clínica Freya Montenegro asegura que el maltrato infantil trae consecuencias como la desvalorización de sí mismo o la agresión a otros. En ambos casos se afecta a la psiquis de tal forma que el afectado no puede socializar normalmente porque siente miedo o rabia. Es altamente posible que si no es tratado a tiempo continúe la cadena de castigos pensando que esa es la forma correcta de comportamiento. “Por lo tanto deben intervenir todas aquellos vinculados en el área social, de salud, legal y demás relacionados para lograr una mejor salud mental y calidad de vida.

Si bien las leyes castigan y los médicos actúan en casos de maltrato físico, no se trabaja en una verdadera política de prevención, que a través de evaluaciones pueda detectar patologías en adultos que los puedan llevar al maltrato infantil, además de actuar sobre aquellas heridas antes de que estas ocasionen daño”, enfatiza Montenegro.

Audiencia en Santa Elena

Las versiones de los padres no coinciden John E. y Susana C. quedaron con prisión preventiva por supuestamente estar involucrados en la muerte de sus hijos de 4 y 6 años de edad, ocurrida el pasado jueves 3 de marzo. La instrucción fiscal tendrá una duración de 30 días, según información proporcionada por la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los 2 niños fueron hallados sin vida en una casa del sector Arena y Sol, de la parroquia José Luis Tamayo (conocida como Muey), en el cantón Salinas, en la provincia de Santa Elena. Las víctimas fueron agredidas mientras dormían. Durante la audiencia, el fiscal Nixon Chang presentó el informe del reconocimiento del lugar de los hechos, en el cual se detalla que fue hallado el cuchillo que habría sido empleado en el doble crimen. El funcionario además sostuvo que las versiones de los presuntos implicados no coinciden entre sí.

Los progenitores declararon que desconocidos ingresaron a su vivienda a robar; sin embargo uno de los elementos de convicción presentado por los investigadores fue el resultado de la inspección que determinó que las seguridades del inmueble no fueron violentadas. Los habitantes del sector manifestaron que en la madrugada escucharon los gritos de la madre. Los padres de los menores permanecerán 39 días en prisión mientras avanzan las pesquisas. Ayer fueron trasladados a la Unidad Judicial del cantón La Libertad. El velorio de los niños se lleva a cabo en la casa comunal de Muey.

 

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/el-44-de-los-menores-de-5-a-17-anos-esta-expuesto-a-castigos-violentos

Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec