PRODENI

Ir a la Página principal

 

ASUNTA PIDIÓ AUXILIO ESTE VERANO A DOS PROFESORAS QUE NO QUISIERON DAR PARTE A LA POLICÍA Y AHORA SE RASGAN LAS VESTIDURAS

El País

“Mi madre me quiere matar”, dijo la niña en julio a sus profesoras de música

La niña tenía síntomas de haber consumido fármacos en exceso

Las docentes se lo hicieron saber a los padres

 

 

Asunta, la niña de 12 años asesinada el pasado sábado en Santiago, llegó el pasado 16 de julio con síntomas muy extraños a la academia privada de música de la capital gallega donde asistía a clases particulares. Dos de las profesoras que le enseñaban lenguaje musical notaron de inmediato que estaba muy aturdida y le costaba hablar. Preguntaron a la niña qué le ocurría y esta les dijo que su madre, Rosario Porto, le había dado pastillas. Y añadió: "Mi madre me quiere matar".

Según han relatado a este periódico personas conocedoras del caso, las profesoras se quedaron muy extrañadas, sobre todo porque nunca hasta entonces habían notado nada raro en Asunta, una niña alegre y aplicada. Precisamente porque era la primera vez que sucedía algo así, decidieron contárselo solo a los padres. Allegados a la familia aseguran que era el padre, el periodista Alfonso Basterra, también detenido por el homicidio, el que siempre llevaba y traía a la pequeña a la academia.

Tras conocerse el asesinato de Asunta y la detención posterior de su madre, el pasado martes, nada más concluir la ceremonia de incineración de los restos mortales de la niña, las profesoras decidieron comunicar los hechos a la policía. Acudieron el pasado miércoles a la comisaría de Santiago a prestar declaración, según El Correo Gallego, que cuenta los hechos en su edición de hoy. El Periódico de Catalunya, que también relata el episodio, informa de que las profesoras también declararon a la policía que la niña les dijo: "Mi madre es una psicótica".

Las fuentes consultadas por este periódico han señalado que las profesoras se encuentran anímicamente destrozadas por no haber denunciado los hechos a la policía cuando se produjeron. Entonces se dejaron llevar por la ausencia de antecedentes y de cualquier tipo de sospechas sobre los padres, una pareja muy conocida en Santiago y apreciada por casi todo el mundo.

 

NOTA DE PRODENI:

DOS PROFESORAS DE UNA ACADEMIA DE MÚSICA ESCUCHARON EN SANTIAGO ESTE VERANO DE LA PROPIA ASUNTA EL RELATO HORRORIZADO DE LA NIÑA CONTRA SU MADRE ("MI MADRE ME QUIERE MATAR" "ES UNA PSICÓPATA") PERO NO SE IMPLICARON Y AHORA LLORAN DERRUMBADAS POR NO HABER INTERVENIDO DENUNCIÁNDOLO A LA POLICÍA. UNA PRUEBA MÁS DE QUE LA IMPLICACIÓN CIUDADANA ES FUNDAMENTAL PARA PROTEGER A LA INFANCIA, SOBRE TODO LA DE LOS PROFESIONALES (EDUCACIÓN, SERVICIOS SOCIALES...) Y OTRA DE QUE LOS GOBIERNOS SE SIGUEN DESPREOCUPANDO DE SU RESPONSABILIDAD DE ADVERTIRLO UNA Y OTRA VEZ ¿HASTA CUANDO?
NADA NI NADIE PODRÁ DEVOLVERLE LA VIDA PERO SÍ SE PUEDE Y SE DEBEN PONER EN MARCHA MECANISMOS DE PREVENCIÓN CON MENSAJES INSTITUCIONALES A CIUDADANOS Y PROFESIONALES Y SER MÁS EFICACES EN LA COORDINACIÓN Y CAPACIDAD DE RESPUESTA DE LOS DISTINTOS OPERATIVOS. AHÍ NOS TIENE QUE DOLER A TODOS, NO SOLO EL EXECRABLE CRIMEN COMETIDO,  SINO LA NUEVA VERSIÓN REPRODUCIDA HASTA EL INFINITO DEL "SILENCIO DE LOS CORDEROS" EN LA POBRE ASUNTA.