PRODENI

Ir a la Página principal

 

En este país un niño de dos años siempre deja huella de su existencia desde que nace, a no ser que lo haga en una cueva y no salga de allí, lo que no es el caso. Preguntemos desde el momento de su trágica muerte hacia atrás qué ha podido fallar para que nadie, ni particular ni institucional haya percibido y denunciado la mala vida que le estaban haciendo pasar. Esto no debe quedar únicamente en la carga de la prueba de lo que le quitó la vida. Hay que averiguar hacia atrás, hasta el último detalle, la indefensión, desamparo y abandono en el contexto familiar, social e institucional, describirlo e identificarlo. Por justicia y por prevención para otros menores.    


https://www.eldiario.es/cv/alicante/Muere-padrastro-presuntamente-propino-Elche_0_815769225.html

 

Muere el niño de 2 años al que su padrastro propinó una paliza en Elche

El menor, que ha fallecido a consecuencia de las graves heridas sufridas, permanecía en coma inducido desde su ingreso en el hospital el jueves

El hombre admitió ante la jueza que “se me fue la mano”. Él y la madre del pequeño fueron detenidos en el propio hospital

Emilio J. Martínez Follow @@Emiliojmarsal - Alicante
18/09/2018
El Hospital General Universitario de Alicante

El Hospital General Universitario de Alicante

No ha podido sobrevivir. Un niño de 2 años ha muerto en la noche de este lunes por los fuertes golpes que le había estado propinando la pareja de su madre. El suceso se conocía el pasado jueves cuando el menor ingresaba en el Hospital del Vinalopó de Elche en estado grave. Tras ser estabilizado, fue llevado a la UCI Pediátrica del Hospital General de Alicante, donde permanecía en coma inducido.

Fue la madre del menor, acompañada de su pareja sentimental, la que llevó a su hijo al hospital. Una vez allí fueron detenidos por la Policía Nacional tras activarse el protocolo de presuntos malos tratos. Dos días después, el juzgado de guardia de Elche decretó para esta pareja prisión provisional, comunicada sin fianza.

El varón detenido, de 25 años, admitió ante la jueza que “se me fue la mano” con el pequeño en alusión al fuerte puñetazo que presuntamente le dio en la cabeza y que le dejó inconsciente. Sin embargo, los informes médicos apuntan a que en el cuerpo del ahora fallecido había señales de golpes anteriores.

El hombre y la madre del niño, de 27 años, se enfrentan a un delito de malos tratos en el ámbito familiar con consecuencia de muerte. En el juzgado de Elche también ha prestado declaración el padre biológico del menor.