PRODENI

Ir a la Página principal

 

EL TIEMPO
 
Bogotá

Niño de 10 años fue amarrado a un poste de luz por su madre

El menor fue hallado llorando y tratando de soltarse con los dientes. El hecho se presentó en Bosa.

Por:  ELTIEMPO.COM | 

 4 de noviembre de 2014

El hecho ocurrió el lunes en horas de la tarde, en el barrio el Palmar de Bosa Laurales, en la localidad de Bosa.

Habitantes del lugar denunciaron a las autoridades que un niño de 10 años estaba amarrado con un cable y un cordón blanco a un poste de luz. El niño fue hallado llorando y tratando de soltarse con los dientes.

Al ver que la Policía hizo presencia en el lugar, la madre del menor empezó a desamarrarlo afanadamente, sin embargo, las autoridades la trasladaron a la URI de Kennedy y el menor quedó a disposición del ICBF.

Según la versión de los testigos, la mujer decidió castigar a su hijo por haber cogido 1.000 pesos de la mesa del comedor. Su mamá le había advertido que si lo hacía lo amarraba al poste de la calle.

Según cifras del ICBF, el rango de edad en el que los niños presentan mayor maltrato infantil es entre los 6 y 13 años de edad.


 

 

BOSA
 

Historia (wikipedia)

Bosa fue un importante poblado indígena en la época precolonial.

El pueblo de Bosa, localizado en ese entonces a tres horas de camino a pie desde la ciudad de Bogotá, se ha caracterizado desde siempre por su clima frío, con excelentes condiciones para el cultivo, la ganadería y la caza. Su nombre, que viene del lenguaje indígena y está representado por el jeroglífico de una nariz con las fosas abiertas, significa, según los chibchas, el segundo día de la semana o cercado para guardar y defender las mieses. Esta región era tierra de indígenas y estaba bajo el mando del dueño y señor del poblado el cacique Techotiva, cuyos descendientes llevan apellidos como Neuta, Chiguazuque, Tunjo u Orobajo. Bosa fue escenario permanente de encuentros de guerra y paz entre los chibchas y otras comunidades de regiones cercanas como los panches, ubicados en las hoy regiones del Sumapaz y Tequendama.

En 1538, Bosa se constituyó en el lugar de encuentro de tres conquistadores, Jiménez de Quesada, Nicolás de Federmán y Sebastián de Belalcázar. Gracias a las habilidades diplomáticas de Jiménez de Quesada, el encuentro se desarrolló de manera pacífica y los tres conquistadores acordaron enviar sus pretensiones territoriales a España para el arbitraje de la corona, el cual posteriormente se resolvería en favor de Belalcázar.

Puede afirmarse que Bosa fue descubierta por las expediciones de tres conquistadores: Gonzalo Jiménez de Quesada que llego procedente de Venezuela, Sebastián de Belalcázar , procedente del Perú, y Nicolás de Federmán de Santa Marta. El primero en la sabana fue el Adelantado y Licenciado don Gonzalo Jiménez de Quesada que con algo mas de 800 hombres a su mando estableció su cuartel general de Bosa. En la esquina Nor-occidental de La Plaza Fundacional, existía una vieja casona en donde afirman los nativos se llevo a cabo el histórico encuentro y se alojó durante la noche del 5 de Agosto de 1538. De ahí paso a Teusaquillo en donde el 06 de Agosto de 1538 fundó a Santafé de Bogotá.

En febrero de 1713 se empezó la construcción del puente de Bosa (GROOT, 1890, II, 5-6). construido por el albañil Antonio Aillón sobre el río Tunjuelo, uno de los puentes virreinales. Según el Virrey el puente era " fuerte y grande, de piedra como se requería para hacerlo duradero". Con esta iniciativa se pondrían fin a los continuos peligros que se experimentaban en tiempo de lluvias como los que habían experimentados los indios y otras gentes pareciendo ahogadas, al tiempo que se evitaba la pérdida de mulas y cargas.

En 1850, el artículo 4 de la Ley del 22 de junio, disolvió el Resguardo Indígena de Bosa como parte de un plan de desindigenización de la capital, el cual concluyó en 1886.1

En 1899 fue inaugurada la Estación de Ferrocarril de Bosa un de los patrimonios arquitectónicos más representativos del auge ferroviario. La estación del ferrocarril ubicada estratégicamente en la entrada de la localidad, ya que era la forma de trasladar en su mayoría los cultivos agrícolas.

El 22 de noviembre de 1853 la región fue el escenario de la batalla de Bosa, entre Tomás Cipriano de Mosquera, José Hilario López y Pedro Alcántara Herrán, contra el caudillo popular José María Melo, que llevó al destierro de éste último.

Hasta la primera mitad del siglo XX, Bosa fue un municipio compuesto por cinco barrios y habitado por no más de 20.000 personas, dedicadas en gran parte a la agricultura de subsistencia.

Desde mediados del siglo XX Bosa fue escogida por gobiernos y comunidades religiosas como un lugar apto para la ubicación de los centros educativos, que inicialmente sólo permitieron el acceso a lo que podría llamarse la descendencia de la aristocracia criolla en decadencia, compuesta por los terratenientes, las jerarquías militares que resultaron de los ejércitos de las guerras civiles de comienzos del siglo XX y por los nacientes comerciantes, banqueros e industriales. Sin embargo, el nuevo periodo de violencia hacia finales de la década de los cuarenta, que desató el asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán , provocó un movimiento de inmigración campesina de grandes proporciones a los centros urbanos en donde los territorios de municipios cercanos a las capitales, como es el caso de Bosa, fueron el nuevo lugar de habitación para esas familias desplazadas por la violencia que llegaban a la ciudad en busca de mejores oportunidades de vida.

En 1954, durante el gobierno del General Gustavo Rojas Pinilla, con el Decreto número 3640, Bosa es anexada al Distrito Especial de Bogotá mediante el Acuerdo 26 de 1972 se consolida como la localidad número siete de la ciudad. Luego, con el Acuerdo 14 del 7 de septiembre de 1983, se modifican sus límites y se reduce su extensión.

Entre 1970 y 1985 Bosa fue escenario de encuentros cívicos, indígenas, religiosos, juveniles, comunales y artísticos de orden local, distrital, departamental y nacional. Desde 1985 hasta la actualidad la iniciativa de organización y participación ciudadana se ha manifestado con mayor intensidad a través de procesos culturales artísticos y juveniles surgidos de las relaciones barriales, vecinales y estudiantiles.

Por el Acuerdo número 8 de 1993 se redefinen los límites de la localidad, dentro de los cuales se contemplan actualmente 280 barrios de los cuales el 63% ya están legalizados, el 23% se hallan en proceso y el 14% no presenta información al respecto.

La Constitución de 1991 le dio a Bogotá el carácter de Distrito Capital y en 1992 la Ley 1.ra reglamentó las funciones de la Junta Administradora Local (JAL), de los Fondos de Desarrollo Local y de los alcaldes locales, y determinó la asignación presupuestal de las localidades. Por medio de los acuerdos 2 y 6 de 1992, el Concejo Distrital definió el número, la jurisdicción y las competencias de las JAL. Bajo esta normatividad se constituyó la Alcaldía Menor de Bosa, conservando sus límites y nomenclatura, administrada por el alcalde local y la JAL, compuesta por 9 ediles. El DecretoLey 1421 determinó el régimen político, administrativo y fiscal bajo el cual operan hasta hoy las localidades del Distrito.