La Voz de Galicia
 

Un niño de 13 años empuña un cuchillo ante su madre después de que le hubiese quitado el ordenador

El menor manifestó ante los agentes que se había puesto nervioso y alegó que el aparato es su único medio de distracción

N. s.
A Coruña / la voz  19 de octubre de 2013 

Quitarle el ordenador a su hijo de 13 años le creó a una vecina de A Coruña un problema que terminó con la policía en su casa. Ocurrió hace dos días, cuando se encontraba en la vivienda. Nada más retirarle el aparato electrónico, el menor, fruto del enfado, cogió un cuchillo de cocina y, sin dirigirlo hacia ella, le exigió que se lo devolviera. La madre se negó, pero el adolescente insistió en su petición mientras le gritaba.

Presa de un visible estado de nerviosismo, la mujer se dirigió entonces a la comisaría de la Policía Local, a cuyos funcionarios les relató el suceso que le había acontecido minutos antes en su domicilio. Asimismo, les solicitó que la acompañasen de nuevo a la vivienda. Cuando los agentes llegaron a la misma, poco después, se entrevistaron con su hijo.

Único medio de distracción

El menor manifestó que se había puesto nervioso, y alegó que el ordenador objeto de la disputa era su único medio de distracción y divertimento. Además, les aseguró a los policías locales que su madre se lo había quitado sin motivo alguno.

Con respecto al cuchillo, aseguró que lo había cogido de la cocina de la casa pero que en ningún momento se le había pasado por la cabeza hacer uso del mismo, ni siquiera como objeto intimidatorio, y que jamás se le habría ocurrido hacerle daño a su madre empleándolo como arma.

De todas formas, y a pesar de lo que declaró el adolescente, su progenitora les manifestó a los agentes municipales su intención de dar cuenta de lo que había ocurrido al departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento coruñés.