PRODENI

Ir a la Página principal

 

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

 

El Tribunal Supremo no considera delito pedir limosna en la calle con un bebé

 
15/01/2004

Una sentencia del Tribunal Supremo del 2001, que revocó otra resolución de la Audiencia de Zaragoza en la que se condenaba a una mendiga por utilizar a su bebé como reclamo para pedir limosna, establece que no hay ningún ilícito penal en esta conducta y atribuye las competencias para actuar en estos casos a los servicios sociales de los gobiernos de las autonomías, con el objetivo de atender a las necesidades de la madre y del menor. Carlos Sancho, fiscal de Menores de Zaragoza y que también representó al ministerio fiscal en el citado juicio, señaló que en el Código Penal anterior a 1995 la mendicidad con menores podía ser castigada como delito. Con el actual texto legal, el Supremo interpretó que el artículo 232.1 sólo penaliza a las personas que explotan a niños con suficiente autonomía para pedir limosnas por sí mismos, pero no a aquellas que llevan en brazos a sus bebés mientras ejercen esta actividad. Sancho, que mostró ayer su interés por el caso de la madre rumana Lam®ita, manifestó que el reproche penal podría producirse en el caso de que se demostrara que la mujer está siendo explotada para la mendicidad por algún grupo organizado. "En el ámbito policial, la única posibilidad de actuar es solicitar la documentación de la afectada y, al tratarse de una inmigrante sin papeles, dificultar su actividad. No obstante, la DGA está obligada a intervenir, tal como señala la sentencia del Supremo", explicó.