PRODENI

Ir a la Página principal

 

ELPERIODICO.COM

 

POBREZA

Mendigar con un bebé: ¿nada que hacer?

Jueves, 6 de marzo del 2014 Isabel Gámez (Barcelona)

 

Martes, 4 marzo. 12.00 horas. Una señora ejerce la mendicidad sentada en el suelo con un bebé de pocos días en los brazos, en la acera del Hospital Clínic de Barcelona, en la calle de Còrsega con Villarroel. Llamo al 112 para dar aviso y me reclaman nombre apellidos y DNI, que por supuesto les facilito sin ningún problema. Me responden que se lo comunican a los Mossos d’Esquadra, que cinco minutos más tarde me llaman por teléfono apara informarme de que van a ir a la zona. Pero 30 minutos más tarde la patrulla no ha aparecido y repito mi llamada al 112, que muy amablemente me responde que vuelve a pasar nota a los mossos. Estos vuelven a llamar los mossos y una señora nada amable me informa de que tienen otros avisos mas importantes que atender y que acudirán al lugar cuando estén libres. Y cuando respondo que, en mi opinión, se trata de un caso urgente, me cuelga el teléfono. Finalmente, 45 minutos después del primer aviso, aparece un mosso en moto y me informa de que él hablara con la señora que está con el bebé mendigando, pero que no puede hacer nada más. Hasta ese momento, yo siempre había pensado que la mendicidad con niños estaba prohibida en nuestro país. No tengo palabras para la sensación de impotencia que siento.

¿En qué país vivimos que incluso un agente de la autoridad cuelga el teléfono a alguien que reclama su ayuda, y una persona puede mendigar con un bebé en brazos en la calle y en pleno invierno sin que nadie haga nada? ¿En qué sociedad vivimos?