PRODENI

Ir a la Página principal

 

LA OPINIÓN DE ZAMORA

Mendicidad

Una joven, condenada a seis meses de cárcel por mendigar con un niño

La juez impone a la mujer medio año de reclusión más por intentar morder y golpear a los policías al detenerla

14.05.2013 | 00:43
Sede de los juzgados.
Sede de los juzgados.

Una llamada alertó a la Policía Nacional de que una joven se hallaba a la puerta de un supermercado de la capital ejerciendo la mendicidad acompañada por un niño. Cuando los agentes le recriminaron que se valiese de un menor de edad para pedir a la puerta del establecimiento y la indicaron que era un delito, la mujer, de nacionalidad extranjera, se mostró violenta. Intentó morderles y pegarles, actitud ante la que los policías procedieron a detenerla.


Tras pasar a disposición judicial, fue procesada por el delito de «utilización de un menor para mendigar», que ni era su hijo ni estaba a su cargo, y por «resistencia a la autoridad», infracciones por las que ayer fue condenada por el Juzgado de lo Penal a medio año de prisión por cada una de ellas, después de que admitiera haber cometido los hechos que se le imputaban.


La mujer fue arrestada por los agentes agredidos y puesta en libertad con cargos, circunstancia que aprovechó para desaparecer, de modo que resultó imposible localizarla para comunicarle la celebración de la vista oral prevista para la mañana de ayer, a la que el Ministerio Fiscal estaba convencido de que no acudiría. Sin embargo, finalmente se personó con su abogado en el Juzgado de lo Penal, ante cuya titular reconoció haber dispuesto de un niño para pedir a la puerta del supermercado donde fue detectada, así como las agresiones a los policías. Precisamente por ello, la fiscal accedió a reducir las penas de prisión que inicialmente exigía para la mujer, en concreto los nueve meses por mendigar con el menor y los ocho meses por resistirse a los agentes cuando trataban de arrestarla. Por ambos delitos acumulará antecedentes penales de un año de prisión, pero no ingresará en el centro de Topas, al no superar la condena a cárcel los dos años.


Zamora no es una capital en la que la policía tenga que intervenir con frecuencia para evitar que los niños sean usados como cebo por quienes practican la mendicidad en las calles, apenas han llegado casos como este a los juzgados, indicaba la fiscal al término del juicio celebrado ayer. El artículo 232 del Código Penal castiga con prisión de entre seis meses y un año «a los que utilizaren o prestaren a menores de edad o incapaces para la práctica de la mendicidad, incluso si ésta es encubierta». La pena oscilará entre el años y los cuatro años de reclusión si el procesado «traficare con menores de edad o incapaces, se empleare con ellos violencia o intimidación, o se les suministrare sustancias perjudiciales para su salud».

A la puerta de un supermercado

Una joven se encontraba a la puerta de un supermercado de la capital con un niño menor de edad ejerciendo la mendicidad, lo que llamó la atención de alguien que optó por llamar al teléfono 091. La Policía Nacional se personó en la superficie comercial de inmediato e informó a la mujer de que estaba cometiendo un delito

Actitud violenta

La reacción de la joven fue violenta, al tratar de morder y golpear a los agentes, que la arrestaron por utilización de un menor para mendigar y por resistirse a la autoridad.