España es el país que más ha recortado en Ayuda al Desarrollo, según la ONU

Unicef alerta de las graves consecuencias que los recortes en cooperación pueden tener en el aumento de la mortalidad infantil

PÚBLICO Madrid 02/07/2013 21:11 Actualizado: 02/07/2013 22:53

Un niño trabaja con una carreta de madera en un barrio de Tegucigalpa (Honduras).

Un niño trabaja con una carreta de madera en un barrio de Tegucigalpa (Honduras).EFE

Unicef Comité Español ha presentado este martes el informe Una victora posible: la ayuda internacional y la supervivencia infantil en Bolivia, que muestra el caso particular de este país andino donde se ha salvado la vida de 231.000 niños en los últimos 21 años. Sin embargo, tanto España como otros países donantes han reducido drásticamente  los fondos destinados a la Ayuda Oficial al Desarrollo en los últimos años.

Según el Comité de Ayuda al Desarrollo, España es el país que más ha reducido su contribución en 2012 (un 49,7%, que se une al 32,7% de 2011). Esto lo sitúa en los mismos niveles que había en 1981, cuando España fue considerado país donante por primera vez en la historia.

"La Ayuda Oficial al Desarrollo española debe seguir contribuyendo a frenar la mortalidad infantil en todo el mundo y debe hacerlo precisamente ahora, porque está en juego la vida de millones de niños", afirmó esta mañana, durante la presentación del informe, Javier Martos, Director Ejecutivo de UNICEF Comité Español."

La cooperación internacional ha tenido un papel clave en salvar la vida de 73 millones de niños en los últimos 21 años. Una cifra que equivale a todos los niños -menores de 5 años- de Alemania, España, Estados Unidos, Rusia y 22 países más.  La Ayuda Oficial al Desarrollo española ha contribuido a este esfuerzo mundial que sigue siendo necesario para hacer frente a los retos que afectan a la infancia más vulnerable en todo el mundo.

Actualmente mueren cada día 14.000 niños menos que en 1990 gracias al compromiso de gobiernos y organismos internacionales, la eficacia de la ayuda, el avance en los conocimientos y la experiencia acumulada a lo largo de los años. Tanto la mortalidad infantil como la materna se han reducido un 58 por ciento gracias a la ampliación de la cobertura sanitaria, que ha sido posible por los recursos asignados por el gobierno boliviano y la cooperación internacional.

Su ejemplo forma parte de un esfuerzo global en el que la cooperación ha jugado un papel protagonista y que ahora podría estar amenazado por la reducción de los programas de ayuda.

En el mundo mueren 19.000 niños al día por causas evitables como diarreas o neumonías que tienen una curación simple, de bajo coste y de alto impacto. "Estamos ante la mejor oportunidad de la historia para dar un paso definitivo contra la mortalidad infantil: tenemos la experiencia y el conocimiento para seguir reduciendo estas muertes, que son totalmente evitables. Es intolerable que en pleno siglo XXI siga sucediendo esto. No es momento deparar", apuntó Marta Arias, Directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español.