PRODENI

Ir a Página principal

 

Niños presos por ser pobres

La Justicia y la Policía persigue a los chicos que están en la calle
 
El Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño denuncia la persecución policial que, con el aval de los fiscales territoriales, sufren niños y adolescentes en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires. En los últimos dos meses hubo al menos 40 chicos, entre ellos un nene de 2 años. Este accionar responde a una metodología de “penalización” / “judicialización” de la pobreza que se instaló en la ciudad después de la entrada en vigencia del nuevo Código de Contravenciones, el 22 de enero de este año.

Hace un mes tres hermanitos de 9, 6 y 2 años, fueron “levantados” en la intersección de dos calles céntricas por ejercer la mendicidad y trasladados a una comisaría. Otros 15 chicos fueron golpeados con bastones, detenidos y trasladados esposados al juzgado de turno por “resistencia a la autoridad”, hace 5 días. De las esposas no se salvó ni el más chico del grupo, de apenas 9 años. El “delito” de los chicos fue estar durmiendo en la calle y pretender escapar cuando llegó la policía.

Una fotógrafa del Diario Página 12, medio que denunció los hechos con rigurosidad periodística, testimonió el momento en que los chicos eran llevados esposados a “prestar” declaración ante la jueza, doce horas después de ser detenidos. La foto que acompaña esta nota pertenece al mencionado matutino.

Según cálculos oficiales, unos 300 chicos viven en la calle en la ciudad de Buenos Aires y unos 3500 deambulan y realizan diversas tareas (de mendicidad, cartoneo o limpiavidrios) durante el día y regresan a sus casas a la madrugada.

Amparados en el discurso de la “protección” y de la “salvación”, espíritu fundador de la cuestionada y perimida ley de Patronato, la Justicia y la Policía salen a cumplir su cometido: invisibilizar a los chicos que están en la calle y encerrarlos en comisarías. Un circuito perverso e inconstitucional que, la mayoría de las veces, culmina con una internación en una “cárcel de niños”. En nombre de una supuesta protección, se victimiza a los niños pobres y se vulneran nuevamente sus derechos.

Este problema no admite respuestas facilistas. Un principio de solución requiere una articulación adecuada entre el Estado y la sociedad civil para la elaboración y puesta en marcha de políticas públicas destinadas principalmente al fortalecimiento de las familias y a garantizarle a los niños una vida digna.

CASACIDN – Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño

5411-4815-9524

casacidn@casacidn.org.ar

Directora Ejecutiva: Nora Schulman 5411-15-4-973-8638