PRODENI

Ir a la Página principal

 

Medicina.tv

09/05/2000

Fallece el menor para el que Prodeni pedía aplicar derivados del cannabis en el tratamiento de un tumor

CÁDIZ, 9

El joven Miguel Angel P., de 17 años de edad y para el que la Asociación Pro-Derechos del Niño y la Niña (Prodeni) solicitaba la autorización del Ministerio de Sanidad con la intención de que le fuera aplicado un tratamiento experimental con derivados del cannabis, ante el tumor cerebral que padecía, falleció a primeras horas de esta mañana, según informó hoy el responsable de Prodeni en La Línea de la Concepción (Cádiz), Juan José Uceda.

El menor, natural de La Línea, falleció sobre las 8.30 horas de esta mañana "después de que ayer sufriera una crisis respiratoria que no ha podido soportar, a pesar de los intentos de reanimarle por parte de los médicos que le atendían", explicó Uceda.

El representante de Prodeni señaló que "todo acabó mientras esperaban ese medicamento que nunca le llegó y esa es la amargura que le queda a sus padres". No obstante, en el caso de que los familiares decidieran presentar una reclamación que, según Uceda, "no sabemos si están en su derecho, nosotros les apoyaremos".

Prodeni mostró su apoyo desde el primer momento a los padres de Miguel Angel, al considerar que este tratamiento, según distintas pruebas científicas, podía ser positivo en su aplicación a animales.

Los padres defendían que, aunque no pudiera salvar la vida de su hijo, este tratamiento podría haber sido aplicado de forma experimental en un intento por reducir los efectos de la enfermedad que sufría Miguel Angel, que se encontraba en fase terminal desde hacía meses.

El colectivo linense alegaba que en otros países se aplicaban tratamientos similares para enfermedades como la que sufría este joven, o de otro tipo, como es el caso del Parkinson.

La posible aplicación de uno de los principios activos de la marihuana, concretamente el THC, para inducir la apoptosis (muerte) en algunas células tumorales del cerebro, es fruto de un intenso trabajo de investigación llevado a cabo por científicos españoles durante años con ratas de laboratorio. Un tercio de las ratas tratadas con esta terapia se curaron completamente del tumor, otro tercio aumentó su supervivencia de forma considerable y el resto no respondió al tratamiento.

Sin embargo, los autores de esta investigación han resaltado en varias ocasiones que esta terapia se encuentra aún en fase experimental y no se plantea su aplicación clínica a corto plazo.

Igualmente, han advertido que los tumores cerebrales analizados en la investigación fueron inducidos de una manera determinada para experimentar con ellos, mientras que los de las personas son espontáneos, el grado de variabilidad de las células tumorales es muy elevado y su erradicación es más compleja