PRODENI

Ir a la Página principal

 

 

"Aunque el pasado año se aprobó una proposición no de ley para que se introdujera la atención temprana en la cartera de servicios mínimos del sistema sanitario, la medida no se ha hecho efectiva" (María José Mas (neuropediatra) 

 

https://www.eldiario.es/sociedad/atencion_temprana-neuropediatria_0_856014614.html

 

ENTREVISTA | María José Mas (neuropediatra)

"La administración no está cubriendo la demanda de niños que requieren atención temprana"

"La atención temprana es un conjunto de actuaciones en niños que sufren problemas de neurodesarrollo, el proceso por el que el cerebro crece y madura"

Algunas estimaciones indican que más de un 10% de los niños necesitarían atención temprana y que ésta debería darse sin que haya listas de espera

Aunque el pasado año se aprobó una proposición no de ley para que se introdujera la atención temprana en la cartera de servicios mínimos del sistema sanitario, la medida no se ha hecho efectiva

Teguayco Pinto Follow @@teguayco

15/01/2019 

María José Mas, neuropediatra especialista en atención temprana

María José Mas, neuropediatra especialista en atención temprana

En España hay decenas de miles de niñas y niños que sufren de problemas en el neurodesarrollo. Aunque en la mayor parte de las comunidades autónomas estos problemas se detectan a tiempo, en un gran número de casos el sistema sanitario no ofrece las herramientas de atención temprana que los menores necesitan para mejorar sus capacidades. Así lo ha denunciado en diversas ocasiones la Plataforma por la Atención Temprana y los Derechos de la Infancia con Diversidad Funcional ( PATDI).

Aunque el pasado año se aprobó una proposición no de ley para que se introdujera la atención temprana en la cartera de servicios mínimos del sistema sanitario, garantizando una atención mínima en todas las comunidades autónomas, ni el anterior gobierno del PP, ni el actual del PSOE, han hecho efectiva esta medida.

Hablamos con la pediatra María José Mas, responsable del área de neuropediatría de la Xarxa Sanitaria i Social de Santa Tecla y autora del libro La aventura de tu cerebro (Next Door Publishers), sobre la importancia de la atención temprana, la necesitad de iniciar las intervenciones lo antes posible y las carencias que existen en España a la hora de ofrecer este tratamiento a los niños y niñas que lo requieren.

¿Cuántos niñas y niños necesitan atención temprana?

Aunque no existen registros, hay estimaciones que aseguran que 1 de cada 10 niños puede necesitar algún tipo de atención temprana. Podríamos decir que es una emergencia nacional, porque es un problema muy importante y que afecta a muchos niños.

¿Reciben todos ellos las intervenciones que necesitan?

No, la población pediátrica no está bien atendida, porque hay carencias muy importantes, tanto en el ámbito de la atención como en el de los tratamientos. Hay una dejación de funciones por parte de la administración, que no está cubriendo la demanda de niños que requieren atención temprana, por lo que hay familias que recurren a tratamientos poco avalados o directamente ineficaces. Hay muchas familias desorientadas, que no tienen información y para las que es muy difícil asesorarse adecuadamente.

¿El problema es igual en todas las comunidades autónomas?

No, porque algunas tienen una red de atención temprana. Cantabria tiene una cobertura relativamente buena, que quizás se podría utilizar como modelo para otras comunidades, pero hay otras, como Canarias, en las que no existe prácticamente ningún tipo de atención, con lo que hay una desigualdad muy importante.

¿Qué es la atención temprana?

La atención temprana es un conjunto de actuaciones específicas en niños que sufren problemas de neurodesarrollo, que es el proceso por el que el cerebro crece y madura. Hay muchos niños que la necesitan, desde los que sufren problemas motores, como los que se han visto afectados por una parálisis cerebral, hasta los que tienen problemas para relacionarse con los demás, como autismo, pero también los que tienen problemas cognitivos, dificultades para desarrollar el lenguaje, etc.

¿Cómo surgen estos problemas?

Influyen dos factores esenciales, la herencia genética y el entorno, ambos factores interactúan y acaban influyendo en el neurodesarrollo, así que es un problema que no solo afecta a niños con afecciones hereditarias, sino que también puede ser debido a factores ambientales, como casos extremos de mala alimentación o de aislamiento. Los factores hereditarios se pueden modificar poco o nada, pero en los ambientales sí podemos influir.

¿Cómo se puede influir en el desarrollo del cerebro?

Cuando nacemos, nuestro cerebro ya tiene casi todas las neuronas de las que vamos a disponer a lo largo de nuestra vida, pero éstas no están conectadas entre sí. Mientras crecemos, las neuronas se van conectando y formando los circuitos que almacenan la información para distintas funciones. En algunos casos, como los que he comentado, se produce una alteración, que dificulta el correcto desarrollo de una función, como hablar, moverse, etc.

Sin embargo, una de las capacidades básicas del cerebro es la plasticidad, que es la forma que tiene de adquirir nuevas habilidades y la capacidad del entorno de influir en la formación de circuitos neuronales. De forma que si empleamos las herramientas de atención temprana, aunque no consigamos curar una afección, con los estímulos adecuados podemos modificar los circuitos para que sean más funcionales y mejorar la autonomía de los niños.

El ejemplo es más claro con los problemas motores. Si un niño tiene una lesión cerebral que limita sus movimientos y no hacemos nada, el niño va a desarrollar toda una serie de problemas que van a limitar su autonomía, mientras que si aplicamos un tratamiento de atención temprana los antes posible, con fisioterapia y otras técnicas, podremos hacer que el niño obtenga una clara mejoría funcional.

¿Por qué es importante empezar lo antes posible estas intervenciones?

Se estima que durante los tres primeros años de vida se producen entre 700 y 1.000 nuevas conexiones neuronales cada segundo, pero esta plasticidad cerebral va disminuyendo con el tiempo. Por eso es tan importante comenzar lo antes posible, porque si no se influye en el momento adecuado, se pierde la oportunidad de obtener una mejora. Hay varios estudios que han demostrado que los niños que reciben este tipo de atención lo antes posible tienen un mejor neurodesarrollo a largo plazo.