PRODENI

Ir a la Página principal

 

elEconomista.es

http://ecoaula.eleconomista.es/investigacion/noticias/8542488/08/17/Psicologo-forense-denuncia-que-la-ideologia-empana-la-investigacion-del-Sindrome-de-Alineacion-Parental.html

 

Psicólogo forense denuncia que la ideología "empaña" la investigación del Síndrome de Alineación Parental

Europa Press | 8/08/2017

Muñoz Vicente (TSJM): Desde los servicios de protección a la infancia "ya se considera la instrumentalización como una forma de maltrato".

El psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) José Manuel Muñoz Vicente ha denunciado este lunes en Santander que la ideología "está empañando" la investigación científica sobre el Síndrome de Alienación Parental (SAP) en lo referido a la instrumentalización y manipulación de los menores de edad en procesos contenciosos y de separación de sus padres.

Así, ha criticado que en este sentido "prima más la controversia por ideología que por ciencia", al tiempo que ha precisado que una de las "controversias" que existen en la actualidad surge "de la lucha social que tenemos entre géneros" y que la "radicalización de posturas en nada ayuda" al avance científico.

Durante su participación este lunes en el encuentro 'Maltrato infantil y otras formas de violencia familia' en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha comparado la situación que se vive en España a día de hoy con la de los Estados Unidos en la década de 1980 y ha opinado que la "controversia" se da al unir violencia de género, maltrato y abuso sexual con el SAP.

En su opinión, esta situación "poco aporta" al estudio científico, ya que "desorienta y emborrona" lo que "tiene que ser un trabajo de rigurosidad". Y ha resaltado que "la evidencia científica sobre el SAP como cuadro clínico no existe porque las investigaciones que hay tienen muchas limitaciones".

Por ello, ha abogado por hacer "un buen diagnóstico diferencial sin partir de perjuicios iniciales". "Hay mucha ideología detrás y mucho prejuicio", ha reiterado, y ha considerado que tanto padres como madres "alienan" en estos procesos.

No obstante, ha recordado que desde los servicios de protección a la infancia "ya se está considerando la instrumentalización como una forma de maltrato infantil" y ha advertido de que "tiene una alta potencialidad de incidir negativamente" en el desarrollo psicoevolutivo del niño.

EL SAP EN HIJOS DE PAREJAS CON UNA "ALTA CONFLICTIVIDAD"

El experto ha indicado que la fenomenología de la manipulación "parece que se da principalmente" en parejas que se separan y tienen "un alta conflictividad", reflejada, tal y como ha explicado, en un "gran número" de litigios y relitigios, en un "alto nivel de ira y desconfianza", en una "dificultad" de comunicación con los hijos o en "alegaciones" de violencia doméstica.

Del mismo modo, se ha referido a la importancia de la etapa evolutiva en la que se encuentren los hijos --primera infancia o adolescencia, por ejemplo-- y a factores "de especial riesgo" para los menores en involucrados en estos procesos, como "obstaculizar" su relación con el otro progenitor o actitudes "victimistas" en los padres, por las cuales el menor ve a uno de los dos como "más débil".

En su opinión, esta situación tiene un aspecto "nefasto" en la evolución del hijo, y es que empieza a "asumir responsabilidades que no son propias a su edad".

Muñoz Vicente también ha hecho hincapié en que se sabe que "la ruptura familiar es un estresor de primera magnitud para las personas", tanto adultos como menores, y que "tiene una alta potencialidad para desestabilizar psicológicamente" a los miembros de una familia.

"La separación y el divorcio es un factor de riesgo para desarrollar psicopatologías a corto, medio y largo plazo", ha alertado, pero ha aclarado que "no todos los niños" con padres separados las desarrollan.

"LA VIOLENCIA EMOCIONAL DEJA UNA HUELLA EN LA PERSONALIDAD"

En su conferencia, el psicólogo forense también ha resaltado que los maltratos a los que son sometidos los menores de edad "son un factor de riesgo en psicopatologías del desarrollo", hasta el punto de que "la violencia emocional deja una huella en la personalidad adulta del niño".

Por ello, ha apuntado que hay que partir de "cuáles son las necesidades" de los menores -físicas, de seguridad, emocionales o cognitivas- y que si los menores no tienen relaciones "sanas" en su entorno, se está en una situación "de posible" maltrato infantil.

Igualmente, ha explicado que la capacidad de centrarse en el menor que tienen los padres que se separan es la variable "que más correlación tiene" con el impacto de la separación en dicho menor, un impacto que es "distinto" dependiendo de las características del proceso y con una variable "cualitativa muy importante", como es, a su juicio, "el grado de humillación" de sienten los progenitores.

También ha insistido en que "todos los estudios" de violencia física, sexual y psicológica que se han realizado en el ámbito del maltrato infantil "tienen muchas limitaciones metodológicas", entre otros motivos porque "muchos no tienen un planteamiento teórico" o porque cada estudio "define el término maltratado como el investigador considere".

Del mismo modo, ha remarcado que cuando se detecta una situación de riesgo para un menor, "la primera elección" es intervenir en el contexto donde está, "no sacarlo" de ahí porque desde el punto de vista legal "se protege al sistema familiar como agente socializador", y "sólo cuando esa intervención no funciona", se saca al niño de su contexto, "pero siempre con el pensamiento de seguir interviniendo" para que el menor regrese, ha matizado el experto.