PRODENI

Ir a la Página principal

"EN CATALUÑA SOMOS UNA POTENCIA EN MALOS TRATOS"

         Por Luís Prieto (Educador Social habilitado, licenciado en Filosofía y en Psicología)

        Girona,  Enero 2010.

 Soy Luís Prieto, de Girona; licenciado en Filosofía, Psicología y Educador Social habilitado, denunciante en un centro esos de torturitas, investigado por Fiscalía, el centro Mas Garriga (donde se aplicó el sistema de celda tipo “f” durante 5 años, en un reglamento validado por la Consellería D'acció Social.

 Pese a mi declaración en Fiscalía e Infancia, me gustaría que la historia tenga más difusión, pues tanto Fiscalía como la Consellería de Capdevila están por el maquillaje político de maltratos y torturas.

 Os envío la documentación escaneada y mi denuncia a Fiscalía e Infancia, sobre los malos tratos en el centro Mas Garriga, donde se usaron celdas tipo “f” para "educar a los niños", cuando está prohibido por la ONU para los prisioneros de guerra, al considerarlo "tortura blanca".

  Les agradecería que le dieran la máxima difusión en su página. Lo que hay de común en todas las comunidades es que la desidia de la Administración, de Fiscalía, y la privatización de Servicios Sociales con fundaciones, ha llevado al país a un deterioro de los derechos humanos; donde un niño huérfano y abandonado, un inmigrante, es tratado a base de palizas y contenciones (el eufemismo que utilizan es “limitar”) y a base de torturas. La incompetencia en educación lleva a que se utilice la violencia y la tortura.

  Mi caso es muy claro. De hecho hay reglamentos validados por la Consellería de Acció Social que validan las torturas, y están en los centros. Seguro que en España pasa lo mismo. Hay reglamentos que son los documentos legales que hay que conseguir para denunciar a estos delincuentes, y los diarios de los centros.

 De momento me he movido con el Defensor del Pueblo catalán y Fiscalía en mis denuncias.

 Pero este año Infancia ha parado una denuncia mía (y de otros educadores y menores que explicaban las torturas...) después de  que presencié una paliza del director del centro a un menor; y que Infancia tenía un informe muy bueno sobre más cosas: Agresiones del director, de algunos educadores, tratos vejatorios... Pero han pactado con el gerente de mi fundación. Lo han parado todo por el reciente informe de Amnistía para así blindarse.

  Me he quejado al Sindic (Defensor…) y él lo añadirá al informe. Y no descarto pagar dinero de mi propio bolsillo (no me sobra) y buscar un abogado penal bueno en Girona y denunciar el tema con compañeros que tengo, no objetores del Código Penal, y menores.

  Es importante el concepto de señalar la conexión de las salas de aislamiento con las celdas tipo “f”... Es la clave, para, sin exagerar, poner una etiqueta que no gusta (y ustedes conocen de otras actuaciones): Que se trate peor a los prisioneros de guerra que a la infancia desprotegida.

  Los derechos incluidos en las leyes, no basta con tenerlos, hay que ejercerlos. En Cataluña somos una potencia en malos tratos: Cuatro centros denunciados por Amnistía Internacional, el Pedrenyal de la fundación Resilis denunciado por el Defensor Del Pueblo, y el centro Mas Garriga (investigado por Fiscalía, un poquito a desgana…)

 Llevo seis meses de baja por mobbing (no los denuncio porque podría parecer un tema personal) y no tengo odio a esos maltratadores. Sólo desprecio, una indiferencia negativa como decía Bertrand Russell. Mi intención es que la Justicia y sus brazos  “abracen” a todos los que han delinquido, los ingenieros del maltrato, directores, educadores, etc.  Y se imponga un nuevo modelo, que es posible (yo he trabajado con seis personas a mi cargo con autoridad moral y sin recurrir a esas miserias morales). 

 

  El doble rasero de la Administración: Fuerte con los débiles (menores y familias adoptantes ) y débil con los fuertes (fundaciones, centros, directores maltratadores y torturadores)

 

                                     ==========