PRODENI

Ir a la Página principal

 




RADIOGRAFÍA

 

Un niño es "inocente y vulnerable" en cualquier familia

  • Así lo valoran desde el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas

Actualizada 12/10/2014
 

El valenciano Jorge Cardona, reelegido recientemente como miembro del Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas, defiende la necesidad de garantizar los derechos de los menores ya que, a su juicio, el niño es "inocente y vulnerable esté en la familia que esté". 

Este catedrático de Derecho Internacional Público de la Universitat de València pertenece al Comité desde 2011 y es el primer español en formar parte de este organismo, que cuenta con dieciocho expertos de distintas nacionalidades para que haya "una representación y una visión global y multicultural", señala.
 
Cardona, quien mañana interviene en el Club de Encuentro Manuel Broseta de Valencia con una conferencia sobre los 25 primeros años de la Convención de los Derechos de los Niños, advierte de que no existe "el paraíso para los niños" y que las desigualdades son muy significativas tanto entre países como entre ciudades o localidades de un mismo país. 
"Hay quien dice que ser niño en Noruega es lo mejor, pero algo debe ocurrir cuando tiene el porcentaje de suicidios de menores más alto del mundo, destacados niveles de alcoholismo y enfermedades de salud mental, o los niños romanís y migrantes lo pasan mal porque hay racismo", subraya. 

Asimismo, resalta que "las situaciones de vulnerabilidad múltiple" que sufren los refugiados, puesto que "ser niño ya de por sí es vulnerable y se le añaden otras discriminaciones, como son ser niña, pertenecer a una minoría étnica o tener una discapacidad". 

En su opinión, la situación que se vive en Ceuta y Melilla es grave, porque hay "una clara violación" a los derechos de niños migrantes. 

"La legislación española es adecuada, el problema es su aplicación. No se puede encerrar a un niño nueve meses en un CETI con adultos, separado de su familia y sin recursos", denuncia. 

En la misma línea, recuerda que, según datos de Unicef, uno de cada tres niños en España se encuentra en situación de pobreza. 

"El problema en España es que, durante la época de bonanza, ya estaba cerca del 20 % y no se intentó reducir", remarca para asegurar que "son necesarias ayudas universales para paliarla". 

El profesor asegura que, aunque haya retrocesos, a nivel global se ha reducido la pobreza infantil y el mayor logro se ha dado en la enseñanza primaria obligatoria, que está a punto de alcanzar los objetivos del milenio. 

Cardona fue reelegido como miembro del Comité el pasado mes de junio y para él, "es un privilegio y un honor ser el primer valenciano que está allí", y todavía más haber obtenido 143 votos, más que la primera vez. 

A su juicio, la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) supuso un cambio de paradigma muy importante, ya que los niños dejaron de ser "objetos que pertenecían a los padres para convertirse en sujetos de derecho y, por tanto, titulares de derechos". 

Se trata del tratado de Derecho Internacional más ratificado que existe en el mundo, con 194 países, y la principal función del Comité es examinar que los Estados lo cumplan, así como aconsejar medidas de progreso. 

"Es una tarea de control y promoción de los derechos; lógicamente, las formulaciones que recomendamos a Noruega no son las mismas que las de Haití o Mali", señala a EFE Cardona. 

Según explica, este órgano ahora cumple una nueva función, un tercer protocolo que entró en vigor en febrero de este año, y que permite que los niños puedan presentar directamente ante el Comité una denuncia contra un Estado por violar sus derechos. 

"¿Se ha mejorado? Sí. ¿Podemos estar satisfechos? No; el camino que queda por recorrer es larguísimo, hay que seguir avanzando. No hay Estado que haya llegado a la meta", alerta.