Logotipo ProdeniPRODENI
                                                                                                                                         Ir a Página principal

 

https://www.eldiario.es/desalambre/Fiscalia-incautacion-Open-Arms-desembarco_0_933357298.html
 

eldiario.es

 

Los rescatados del Open Arms desembarcan entre aplausos y el "Bella Ciau" tras 19 días de bloqueo en el mar
 


 

Fronteras

 

La Fiscalía de Agrigento ha ordenado este martes el desembarco en Lampedusa de los 83 náufragos que permanecían a bordo del Open Arms

El desembarco se ha producido en la madrugada del miércoles en el puerto de la isla italiana, donde un grupo de activistas los esperaban entre aplausos

La Fiscalía de Agrigento abrió el pasado viernes una investigación por un posible secuestro de personas en el Open Arms

 
Gabriela Sánchez Icíar Gutiérrez 

20/08/2019

 
Varios rescatados del Open Arms, momentos antes de desembarcar en Lampedusa.
Varios rescatados del Open Arms, momentos antes de desembarcar en Lampedusa. EFE/Francisco Gentico
 

Recibidos entre aplausos y la canción 'Bella ciao', el Open Arms ha atracado en Lampedusa. Tras 19 días de bloqueo en el mar, los 83 migrantes que permanecían retenidos en el barco español han pisado tierra firme. No ha sido necesario navegar hasta Mallorca ni Algeciras, la Justicia ha ordenado este martes su traslado al puerto más próximo ante la "situación crítica" desatada a bordo. Tras despedirse de la tripulación que salvó su vida, los náufragos han alcanzado la isla a la que no podían quitar ojo durante la última semana.

El final de su angustia se ha acelerado tras la resolución de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia), que ha dictaminado este martes la incautación provisional del barco humanitario y su traslado al puerto más próximo después de efectuar una visita en el buque humanitario. "Por fin van a ser atendidos como se merecen. Van a bajar de los 180 metros cuadrados en los que los tienen recluidos. Es una alegría que no se alargue más", ha celebrado Óscar Camps, el presidente de Proactiva Open Arms.

 

Cuando la situación a bordo se ha tornado insostenible, con una decena de personas arrojándose por la borda, el fiscal de Agrigento decidió viajar este martes en helicóptero a Lampedusa para conocer de primera mano las condiciones en el Open Arms. Tras una inspección en el barco español, Luigi Patronaggio ha ordenado poner fin a 19 días de bloqueo, así como la incautación preventiva de la nave. 

Uno de los últimos náufragos en descender la pasarela que une el barco con tierra firme es Issiaga. Sus pasos son cortos y pausados. Sus pies vendados dan pistas de la razón: llegó al barco español con heridas de bala, provocadas durante uno de tantos intentos de huida. Camina acompañado de uno de los voluntarios del Open Arms y, una vez en tierra, se funde en un abrazo con el socorrista Francisco Gentico, o 'Pancho', como ellos le llaman.

Issiaga intentó cinco veces escapar de Libia. La sexta, aunque un poco larga, se ha convertido en la definitiva. 

Los migrantes del Open Arms comienzan a desembarcar.

Los migrantes del Open Arms comienzan a desembarcar. Local Team

 

La Fiscalía de Agrigento abrió el pasado viernes una investigación por un posible secuestro de personas en el Open Arms, a solicitud del equipo jurídico de la ONG. Aún se desconocen las personas o instituciones contra las que está dirigida la causa. Esta misma fiscalía (de la que depende Lampedusa) estuvo al frente de la instrucción en agosto de 2018 contra el ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, por los delitos de secuestro, arresto ilegal y abuso de poder tras haber retenido durante cinco días a más de un centenar de inmigrantes en Catania.

El fiscal italiano ha tomado la decisión tras una reunión celebrada en el Puerto de Lampedusa entre Patronaggio, el equipo de médicos que lo acompañaban y los responsable de la Capitanía. La incautación del buque Open Arms es provisional, informa La Repubblica.

Este martes, cerca de 15 náufragos se ha lanzado por la borda del barco humanitario para alcanzar la isla italiana, situada a escasos 800 metros de su posición. No podían esperar más y comenzaron a arrojarse al agua uno tras otro después de comprobar que uno de ellos había logrado pisar tierra firme tras ser auxiliado por la Guardia Costera. "La situación es explosiva, debo restaurar la calma y asegurarme de que nadie salga herido", declaró Patronaggio a los medios locales momentos antes de dirigirse en helicóptero a Lampedusa.

 El barco humanitario español 'Open Arms', con migrantes a bordo, llega a la isla de Lampedusa, al sur de Italia, el 20 de agosto de 2019.

El barco humanitario españo l'Open Arms', con migrantes a bordo, llega a la isla de Lampedusa, al sur de Italia, el 20 de agosto de 2019. EFE

 

En goteo constante de evacuaciones urgentes intensificado durante la última semana, sumado a la decisión de 15 personas de nadar hacia la isla italiana ha rebajado la cifra inicial de rescatados a bordo a 83. Ellos son quienes han dejado atrás el antiguo remolcador, después de despedirse de una tripulación que salvó su vida a pesar de la prohibición del Gobierno español que le impedía rescatar en aguas internacionales próximas a Libia. 

La orden de desembarco del Open Arms en el puerto italiano supone un varapalo para Matteo Salvini en su pulso con la ONG española iniciado hace más de dos semanas. "¿Otro desembarco, otro juicio? No tengo miedo, estoy orgulloso de defender las fronteras y la seguridad de mi país", ha reaccionado el ministro del Interior. 

Al otro lado, el presidente de la organización ha celebrado la decisión del fiscal, a pesar de que conlleve la paralización del buque de rescate en Sicilia durante al menos dos semanas en el marco de la investigación. "Tras 19 días, desembarcaremos hoy en Lampedusa. Se incautará el barco temporalmente, pero es un costo que Open Arms asume para asegurar que las personas a bordo puedan ser atendidas", ha indicado Óscar Camps. "Consideramos indispensable priorizar su salud y seguridad en esta emergencia humanitaria", ha añadido.

La crisis del Open Arms agudizó la tensión entre los gobiernos de España e Italia y de estos con la ONG, que se negó a navegar hasta las costas españolas, como había ofrecido Pedro Sánchez. Este martes, el Ejecutivo español envió un buque militar para "hacerse cargo" de los rescatados y "acompañar" al Open Arms hasta el puerto de Palma de Mallorca. Poco después de zarpar el 'Audaz', el fiscal de Agrigento ha ordenado el desembarco en el puerto frente al que se encontraban los náufragos desde hace una semana.