Logotipo ProdeniPRODENI
                                                                                                                                         Ir a Página principal

 

https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/cordoba-por-maltrato-infantil-100-casos-atendidos-en-el-hospital-de-ninos-en-lo-que-va-de-2021/

 

Córdoba: por maltrato infantil, 100 casos atendidos en el Hospital de Niños en lo que va de 2021

 

En el Hospital de Niños funciona la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil (archivo).

 

Desde la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil del Hospital de Niños aseguran que el aislamiento complejizó las situaciones de maltrato. “Lo que llegó en pandemia fue lo más grave”, apunta Alicia Zamarbide.

 

Laura Giubergia

 

Viernes, 3 de diciembre 2021

El atroz crimen de Lucio Dupuy, en La Pampa. El inhumano abandono de un niño con autismo en barrio Patricios, o el asesinato del pequeño Yoakim, de 7 meses, en marzo pasado en Alta Córdoba. Los casos de violencia extrema que involucran a niños, niñas y adolescentes generan conmoción y renuevan el debate sobre la vulneración de derechos de los más indefensos.

A la problemática la conocen de cerca en la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia infantil (UAVI) del Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba, desde donde receptan casos de maltrato infantil de toda la provincia.

Durante el 2020 se diagnosticaron en la UAVI 65 casos de maltrato infantil, mientras que ya suman 100 en lo que va del 2021. “Tomando en cuenta que en 2020 este Hospital fue centro de atención pediátrica de Covid-19, por lo que sólo ingresaban casos de violencia muy graves que requerían tercer nivel de complejidad”, apuntó Alicia Zamarbide, licenciada en Trabajo Social y coordinadora de la Unidad.

La profesional aseguró que durante la pandemia se complejizaron los casos de violencia que llegaron hasta la dependencia.

“Se agudizó la violencia porque se recluyó a los niños y niñas al ámbito familiar, sin acceso a otras redes, y eso llevó a que las situaciones que veíamos fueran de una complejidad inusitada”, precisó en diálogo con La Voz.

“Veíamos que la demanda aumentaba cuando los chicos volvían a la escuela, cuando salían del ámbito del aislamiento y se conectaban con otras instituciones. Lo que llegó en pandemia, fue lo más grave, lo que no se podía sostener en el domicilio y tenían que consultar sí o sí”, describió la profesional. Y agregó: “Hubo un retroceso en lo que se había logrado en materia de detección”.

Violencias de todo tipo

Según lo que ven en el centro de salud pediátrico, el tipo de violencia que predomina en la primera infancia es el maltrato físico y psicológico: “Es lo que más vemos entre el mes de vida y los tres años”, precisó.

Niños invisibles

Y agregó que en muchos de estos casos se trata de niños expuestos también a maltrato institucional: “Niños que han tenido acceso a la política pública en salud, educación o social, pero sin embargo estos organismos no han advertido la situación. Son niños invisibilizados”, resumió.

“Es dramático que habiendo un contexto legal, que son los derechos de los niños, no sean escuchados ni visibilizados”, reforzó.

102, la línea para denunciar maltrato infantil (prensa.cba.gov.ar).

Circulación entre centros de salud

Uno de los detalles que circuló sobre el caso de Lucio Dupuy fue que había sido atendido en diferentes centros de salud con lesiones en distintas partes del cuerpo. Al respecto, Zamarbide consideró que es una característica de quienes ejercen violencia la de ir consultando en distintos centros de salud.

“Eso es favorable para el agresor, porque nadie advierte la gravedad de la situación. Se podría pensar en historias clínicas unificadas, o en que los hospitales tuvieran una relación más directa con los centros de salud para ver los antecedentes cercanos, porque sino se dificulta poder acceder a la trayectoria de vulnerabilidad a la que estuvo expuesto el niño”, valoró Zamarbide.

Denuncias, al 102

102 es la línea telefónica gratuita para denunciar situaciones de maltrato infantil de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familiar.

“En la línea 102 cualquiera puede poner en conocimiento una situación de amenaza o riesgo para un niño. Pedimos que la denuncia sea lo más específica posible. También se pueden informar a cualquier Unidad Judicial o Juzgado de Violencia, y en el interior provincial también a los Juzgados de Paz”, precisó Luis Gerchunoff, director de Desarrollo Regional de la Senaf.

Durante el 2020, la Senaf receptó 2.123 demandas de intervención a través de la línea 102, la mayoría por supuestas amenazas o vulneraciones de derechos en el ámbito familiar (95 por ciento). El 72% de los llamados provinieron de Córdoba capital, informaron desde el organismo.

 

“En cuanto a niños en edad escolar también se repite el maltrato físico pero más relacionado a la negligencia de cuidados: esto es cuando ningún adulto del grupo familiar –contando con los recursos materiales para afrontar la situación– haya podido satisfacer las necesidades materiales y simbólicas del niño”, describió Zamarbide.

“En los niños más grandes, desde los 6 años, se observan modalidades combinadas y complejas, ya que recibimos casos de abuso sexual, de maltrato físico y psicológico, y abandono emocional”, detalló la profesional.