N I U S
https://www.niusdiario.es/sociedad/sucesos/20221215/iris-lara-asesinadas-madre-paola-guardia-civil-arma-reglamentaria-quintanar-rey-cuenca-parricidio_18_08240585.html

 

Iris y Lara fueron asesinadas por su madre guardia civil a corta distancia con su arma reglamentaria

 

Raquel Duva, Madrid

15 de diciembre 2022
 
Paola, una guardia civil de 43 años, ha matado a sus dos hijas y luego se ha suicidado

La mujer no tuvo servicio este miércoles y las niñas no habían ido al colegio; sus padres le habían llamado varias veces

Conocidos de la agente mantienen que "era un poco bipolar; unas veces estaba contenta y otras triste"; No tenía antecedentes por baja psicológica

 

Paola Buforn Crespo tenía 43 años. Era guardia civil y residía en la casa cuartel de Quintanar del Rey (Cuenca), junto a sus dos hijas, Iris de 11 años y Lara de nueve. Nacida en Algeciras (Cádiz), ingresó en la benemérita en el 2006 y estaba destinada en la localidad desde 2018. Antes estuvo en Motilla del Palancar. Llevaba un año divorciada de Santiago, de 47 años y dueño de un bar.

Los vecinos aseguran que la relación entre los progenitores era buena. "El hombre intentaba llevarse bien con ella. Lo hacía todo por las niñas. Cada segundo que tenía era para sus hijas. Esto era impensable", lamente Lucía, la prima de Santiago.

Los abuelos paternos le ayudaban mucho con las pequeñas. El abuelo las recogía del colegio y las cuidaban por las tardes mientras Paola trabajaba. Quienes la conocían mantienen que "era un poco bipolar; unas veces estaba contenta y otras triste". Era la única mujer destinada en el cuartel. No tenía antecedentes por baja psicológica.

Nada hacía sospechar este final. Después de separarse, Paola se quedó con las dos niñas en una de las viviendas destinadas a los agentes. Este miércoles no había tenido servicio. Sus padres intentaron llamarle varias veces pero no respondió al teléfono. Su hermana también es guardia civil y está destinada en Ceuta.

En el pueblo aseguran que Paola quería regresar a Andalucía aunque no había solicitado el cambio de destino. Santiago se había opuesto en los tribunales. No quería que se marchase con las niñas, que este miércoles no habían ido al colegio.

Este jueves Paola no se ha presentado en su puesto, por lo que su compañero ha acudido a buscarla a su domicilio. Allí ha descubierto los tres cadáveres. La agente tenía su arma reglamentaria en la mano derecha. Se había suicidado. En un dormitorio estaban las niñas, a las que disparó a corta distancia.

Este parricidio ha dejado consternados a los habitantes de este municipio. El alcalde Martín Cebrián López, ha organizado un pleno extraordinario urgente, en el que han decretado tres días de luto oficial. "Hemos mandado un equipo psicosocial para ayudar a la familia en estos momentos que lo deben estar pasando realmente mal. También de la junta de comunidades al colegio Valdemembra, donde están los compañeros de pupitre de estas niñas. ¿Qué culpa tenían ellas?", ha lamentado.