Logotipo ProdeniPRODENI
                                                                                                                                         Ir a Página principal

 

eldiario.es

https://www.eldiario.es/cv/Canizares-Valencia-aglomeracion-Virgen-Neron_0_1027147692.html

 

El cardenal Cañizares, durante la entrevista

El cardenal Cañizares compara con el emperador Nerón al concejal de València que denunció la aglomeración provocada por mostrar a la Virgen

El obispo considera una "persecución" a los cristianos que se investigue la "mostración" de la imagen de la Mare de Déu ante decenas de personas en la plaza poniendo en riesgo la seguridad de las personas y saltándose el estado de alarma

Sergi Pitarch
14 de mayo 2020
 
El cardenal Cañizares, durante la entrevista
El cardenal Cañizares, durante la entrevista.

El cardenal y obispo de Valencia, Antonio Cañizares, sigue sin reconocer que la "mostración" de la Virgen de los Desamparados a la plaza provocó una aglomeración y pudo haber puesto en riesgo la salud de transeúntes y fieles. Además, en una carta dirigida al concejal de Seguridad Ciudadana, Aarón Cano, quien denunció públicamente los hechos e investiga si hubo una vulneración del estado de alarma, Cañizares lo compara con el emperador romano Nerón por "acusar a los cristianos" de crímenes y hechos que no habían realizado.

En la misiva de cuatro páginas, en ningún momento el cardenal muestra una mínima autocrítica por la situación que generó y carga contra el representante público a quien acusa de mentir y califica de "seguir a pies juntillas la ideología marxista". Cañizares considera que la investigación abierta por la Policía Local que debía trasladarse a la Delegación del Gobierno es una "persecución".

 
Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana de València

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana de València

 

El concejal de Seguridad Ciudadana criticó duramente la actuación del arzobispo de Valencia por abrir las puestas de la Basílica y mostrar la imagen, lo que provocó que creyentes y curiosos se agolparan a la puerta del edificio. La Policía Local tuvo que advertir a unas doscientas personas para que guardaran las distancias de seguridad y garantizar la salud de los asistentes. El cardenal no había pedido autorización para esta actuación y en su carta mantiene que fue improvisada.

Cañizares dice también en la carta haber "perdonado" al concejal de Seguridad Ciudadana.