PRODENI

Ir a la Página principal

DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DEL NIÑO

20 de Noviembre 2008

 

ESCUCHAR A LOS NIÑOS Y A LAS NIÑAS

PRODENI quiere reivindicar este año en la celebración del Día Internacional de los Derechos del Niño uno de los derechos básicos que recoge la Convención de la ONU sobre la infancia (Nueva York, 1989) EL DERECHO A LA OPINIÓN, EL DERECHO A SER ESCUCHADO.

 Un aspecto que se está destacando hoy como muy negativo respecto a la infancia actual es la creciente incomunicación o fractura entre los hijos y los padres, entre los menores y los adultos, que adquiere visos de gravedad con los adolescentes por la proliferación de conflictos que se presentan en la familia y en la escuela, con el exagerado protagonismo de la Fiscalía del Menor que cada vez recibe más denuncias de padres contra sus hijos. Pero ni la familia, ni los servicios técnicos y sociales, ni la escuela, ni la Administración Pública, ni la de Justicia… se libran de una crítica en ese sentido, pues son numerosos los incidentes que en los últimos años reflejan, en general, una cierta incapacidad de escucha de los adultos y de no pocos profesionales y técnicos hacia los niños y niñas, a quienes se trata, como bien podríamos decir, con el mando a distancia, bajo el prisma paternalista de que se está ante seres inmaduros o incapaces, cuya opinión apenas merece respeto.

 Por lo mismo, no es una casualidad que otra organización española, El Teléfono de la Esperanza, haya escogido en estas fechas como lema el de “Escuchar a los adolescentes” debido a esa incomunicación que vienen observando y que estadísticamente les está sorprendiendo en las llamadas recibidas.

 Y si en la familia, niños y niñas necesitan que se cuente con ellos y que no se les utilice, o, simplemente, abandone entre objetos materiales… también la escuela debe integrar y asumir su participación en un entramado interactivo de adecuada intercomunicación, adaptando la organización de los centros educativos para que los niños y niñas aprendan de modo corresponsable a moverse en una realidad a la que deben estar llamados a transformar y mejorar.

 Lo mismo decimos de la Administración de Justicia -en los juzgados para asuntos de familia- y del sistema de protección de menores, en donde cuesta dios y ayuda que les cedan “la silla”  de un primer plano y les escuchen, dialoguen y entiendan, quizá porque están sobrepasados de trabajo y expedientes, también porque centran toda la atención en las partes enfrentadas, en los intereses de los adultos, o porque conscientemente se distancian, no por una deformación profesional, sino por ese miedo o rechazo a verlos como personas titulares de derechos, tan difícil de digerir.

 A todo esto, hace diecinueve años que se aprobó la Convención de los Derechos del Niño en la ONU; dieciocho que fue ratificada por España y doce de nuestra la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor 1/96 de 15 de Enero; quedando establecido como un derecho básico y fundamental eso de que se les escuche, eso de que se tenga  en cuenta su opinión, eso de que las decisiones que se adopten deben atender a su interés superior sin acote o limitación de edad. Porque… esa es otra; cada vez se nos dice por uno u otro lado que con doce años de edad sí, pero con menos no, cuando ni la Convención, ni la Ley Orgánica de Protección… establecen limitaciones hacia abajo. Es más, en la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica de Protección se dice expresamente que  

“las limitaciones que pudieran derivarse del hecho evolutivo deben interpretarse de forma restrictiva. Más aún, esas limitaciones deben centrarse más en los procedimientos, de tal manera que se adoptarán aquellos que sean más adecuados a la edad del sujeto”.  

 

Y en el artículo 9.1.:  

“ El menor tiene derecho a ser oído, tanto en el ámbito familiar como en cualquier procedimiento administrativo o judicial en que esté directamente implicado y que conduzca a una decisión que afecte a su esfera personal, familiar o social.

En los procedimientos judiciales, las comparecencias del menor se realizarán de forma adecuada a su situación y al desarrollo evolutivo de éste, cuidando de preservar su intimidad.”

 

No podía ser de otra manera, puesto que el art. 12 de la Convención tampoco limita en la edad el disfrute de ese derecho. A tal efecto, viene al caso aludir a  una sentencia del Tribunal Constitucional que revocó un auto de la Audiencia Provincial de Sevilla por haber vulnerado el derecho de un niño de 5 años a ser escuchado, al habérsele negado el trámite de audiencia en un asunto de familia (STC 152/2005, de 6 de Junio de 2005)

 Se denota, pues, un cierto divorcio entre la garantía jurídica de ese derecho que ampara la legislación y el trato que realmente reciben niños y niñas en bastantes hogares y en no pocos espacios educativos, administrativos y judiciales, mientras la brecha parece irse agrandando.

 

ACCIONES DE PRODENI

 PRODENI da una gran importancia a que se respete ese derecho en todos los ámbitos que afecten a niños y niñas. Nos jugamos nada menos que el futuro de muchos ciudadanos, la estabilidad de muchas familias y la calidad de nuestra salud social, en cuanto nuestros niños y niñas están creciendo en una brecha de incomunicación y desencuentro que influirá negativamente en las próximas generaciones.

  PRODENI está orientando su acción social pegados a la defensa y promoción de ese derecho. Ya lo lleva haciendo desde su fundación hace veintiún años, pero si cabe ahora con mayor empeño por cuanto observamos un retroceso en la sociedad que implica también a diversos sistemas (educativo, protección y judicial, sin olvidarnos del de salud, al que asimismo prestaremos pronta atención)

 

Entre las acciones en marcha están:

 La campaña “TENGO DERECHOS PERO NO LOS CONOZCO” en defensa de los menores tutelados por la Junta de Andalucía, que haremos extensiva a otras comunidades autónomas, y que puede visitarse en nuestra página web.

 La publicación en la web de LA GUÍA INFANTIL CONTRA LOS MALOS TRATOS, que se puede visitar y utilizar.

 La publicación en la web de la CONVENCIÓN DE LOS DERECHOS DEL NIÑO en verso y cómic, que también se puede visitar.

 

En preparación para salir:

 La campaña “ABOGADO DE LOS NIÑOS”, un proyecto de PRODENI para dar contenido al art. 9.2 de la Ley de Protección Jurídica del Menor, que desarrolla lo dispuesto en el apartado 2 del art. 12 de la Convención de los Derechos del Niño: 

Se garantizará que el menor pueda ejercitar este derecho (ser oído) por sí mismo o a través de la persona que designe para que le represente, cuando tenga suficiente juicio (del art. 9.2 LPJM).

 

La ley deja abierto que cualquier adulto puede ser nombrado representante  por un menor, pero es intención de PRODENI potenciar dicha figura con el perfil del letrado para una mayor calidad y eficacia del servicio y porque queremos ir influyendo en la dirección de que los niños y niñas puedan disponer de abogado cuando sus intereses se vean afectados en procedimientos administrativos o judiciales, cuestión que tendrá que abordar el Gobierno en oportuna reforma del Código Civil.

 Para echar a andar con el proyecto “ABOGADO DE LOS NIÑOS” contamos de entrada con dos letrados bien dispuestos, en Granada y en Málaga respectivamente, que ya gozan de experiencia representando a niños y niñas ante instancias judiciales y administrativas, por lo que hemos decidido sacarlo a la superficie con la intención de que otros abogados se interesen también y se establezca una red de abogados de los niños dispuestos a representarlos de forma gratuita una vez estudiado cada caso, con la intención de extenderlo a toda España.

 La ley garantiza en este país el derecho de un niño o una niña que tenga  suficiente juicio a ser oído por la instancia judicial y/o la administrativa, si lo pide directamente o a través de representante y que la oposición del juez deberá ser motivada por escrito, dando comunicación al Ministerio Fiscal y a aquellos.

 Si la niña o el niño que solicitan ser oídos, directamente o por medio de representante, tienen 12 o más años y no presentan alteraciones o perturbaciones en su desarrollo mental y psicológico, pasan sin problemas por el filtro del “suficiente juicio”, porque la propia ley lo impone; pero conforme bajan en edad, el filtro se vuelve  mucho más tupido. Para aclararnos un poco en eso del suficiente juicio, acudimos a la propia Convención de los Derechos del Niño, que en su artículo 12, dice expresamente “que esté en condiciones de formarse un juicio propio”, algo así como que sepa lo que quiere y sepa comunicarlo, omitiendo cualquier referencia a límite de edad, aunque la práctica jurídica y administrativa es reacia a considerar que tienen suficiente juicio niños y niñas con menos de 10 años. Sin embargo, dependiendo del momento madurativo de cada menor se puede tener suficiente juicio incluso a edades muy tempranas, máxime si la causa que lo mueve a solicitar ser oído le ha hecho “madurar a la fuerza” por su impacto psicológico. Si acudimos a la tradición, desde tiempo inmemorial ha sido aceptado que los niños entraban en la edad de la razón a partir de los siete años, y eso quedaba recogido en el catecismo de la iglesia católica; pero los siete años es una edad que levanta ampollas en los organismos judiciales a los efectos que se comenta, por lo que la intervención del informe médico y psicológico puede hacerse necesaria. No obstante, los menores, en general, tienen  derecho a que el órgano judicial les escuche en los asuntos en que se vean afectados (art. 9. 1 de LPJM; art. 12.1 Convención D.N.) independientemente de que ellos mismos lo soliciten “si tienen suficiente juicio” utilizando la vía del art. 9.2 de LOPJ, y el art. 12.2 de la Convención de DN.

Hay que señalar, sin embargo, que lo dispuesto en el art. 9.2 de la Ley de Protección J. del Menor está pasando prácticamente desapercibido porque ninguna institución ni responsable técnico o político tienen el menor interés en darlo a conocer y promocionarlo. Por eso es grande el desconocimiento de este recurso jurídico, incluso entre los abogados en ejercicio que se manejan en derecho de familia, como si el artículo 9.2 de la LPJM no existiera.  Es más, cuando gracias a nuestra intervención algún menor hace uso de él, se producen resistencias y no se acepta de buen grado por los jueces ni por el ámbito administrativo.

 

 GLORIA FUERTES

En este mes de Noviembre hace diez años que falleció Gloria Fuertes. Fue Presidenta de Honor de PRODENI y mantuvimos con ella una positiva y muy afectuosa relación. Por eso queremos recordarla  publicando en la web una ilustración que en su día realizó Idígoras, junto a un texto alusivo y un par de poesías que ella especialmente dedicó a sus amigos de PRODENI, que ya se puede visitar.

EN RECUERDO DE GLORIA FUERTES

 

Málaga, 18 de Noviembre 2008